Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co sábado, 11 de abril de 2015

Natalia Ariza, viceministra de Educación Superior, explicó que existe una  tendencia  cultural a creer que los abogados y los médicos son los profesionales con más prestigio del país y por eso hay una buena cantidad de personas que deciden vincularse a estas actividades profesionales.

Respecto a la calidad educativa existe un debate luego de conocerse que de 27.690 profesionales en derecho que presentaron el examen de ingreso a la Rama Judicial el año pasado, solo 1.341 lo aprobaron, es decir, 6,2%.

Luis Fernado Ramírez, magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, recalcó que la educación en derecho en el país “es muy baja  y se podría decir que se ubica por debajo del estándar de otros países, pues es muy anticuada en su método de pedagogía y  sus facultades no contemplan compromisos de códigos ética como sí es usual en instituciones de Europa y Estados Unidos”.

Por su parte, Ariza manifestó que estos  resultados no pueden tomarse como parámetro para medir la calidad de todos los abogados, pues si bien éste comporta una prueba de conocimientos y aptitudes, el contenido de ellas está sujeto al puntual perfilamiento de los cargos que se buscan proveer y en dónde resultan determinantes la experiencia en ciertas áreas y la formación posgradual. 

Existen 166 programas en pregrado de derecho y jurisprudencia con registro calificado de los cuales solo 19,28% cuentan con acreditación de alta calidad.

En las pruebas Saber Pro realizadas en 2013, el derecho obtuvo  un desempeño medio.  Aquí el porcentaje de  estudiantes  de  que quedaron en el quintil superior obtuvieron una participación de 18,9%, cifra que se ubica por debajo de programas como Educación, Ingeniería y Economía y por encima de Medicina, Administración y afines y Ciencias Agropecuarias.

En general, con 19%,  el Derecho cuenta con un porcentaje bajo  de programas acreditados, “aunque si se compara con el  total de las carreras de educación superior (13), se puede afirmar que está por encima del promedio”, puntualizó Ariza.

Sobre el mismo tema, Édgar Cortés, director de posgrados en la Universidad Externado aseguró que  para estudiar el pregrado “se tiene la percepción de que  el Derecho es fácil  y por eso  hay tantas personas que deciden vincularse a la carrera sin tener vocación. Así que para la calidad falta un poco más de cultura social y  más reglas estrictas del Ministerio de Educación Nacional (MEN) frente a las facultades de derecho”.

Oferta de posgrados
En el territorio nacional los juristas tienen a su disposición  66 universidades que ofrecen 495 posgrados relacionados en derecho entre especializaciones, maestrías y doctorados.

En el ranking de las 10 instituciones con mayor oferta,  lidera la Universidad Externado de Colombia con 62 programas;  desagregado en 50 de especializaciones, nueve maestrías y tres doctorados.

Le sigue  la Pontificia Universidad Javeriana, con 30 posibilidades de posgrados; la Universidad del Rosario, con 28; la Universidad Libre, con 27 programas, y la Universidad de Medellín, con 25. En la lista también sobresalen la Universidad Santo Tomás (24), Universidad Pontificia Bolivariana (21), Universidad Nacional (16), Universidad de la Sabana (13) y Universidad de los Andes (13).

En los últimos cinco años la matrícula en programas de posgrado creció 53%. Es decir que mientras en 2010 se registraban 10.869 estudiantes en 2015 esa cifra pasó a ser de 16.644.

En las especializaciones, el  perfil promedio de los  matriculados son jóvenes y se destacan los recién graduados que están explorando su profundización académica. En maestrías y doctorados, en los que prima el interés  investigativo y metodológico, las personas entre 30 y 40 años mandan la parada.

María Victoria Ramírez, directora de posgrados en jurisprudencia de la Universidad del Rosario, aseguró que estos estudios dan herramientas para fortalecer técnicamente  temáticas que en el pregrado no se dan, pero que en el mercado laboral se vuelven exigencias. Por eso se hace indispensable  que el profesional se actualice y profundice en las alguna o varias áreas de práctica. Cortés afirmó que los programas más demandados varían por época pero en lo s últimos 4 años se ha incrementado el interés por la especialización y maestría en derecho minero - energético y en derechos humanos, además de programas tradicionales en contratación estatal y derecho constitucional.  En el caso de la Universidad del Rosario la demanda la lideran las especializaciones en derecho administrativo,  comercial y financiero.

Alto salario laboral
Los abogados recién graduados que logran engancharse al mercado laboral podrían darse por bien servidos en materia de salario. De acuerdo al Ministerio de Educación Nacional, estos profesionales reciben en promedio un salario mensual de $ 2.076.965, sobrepasando a profesionales en ingeniería mecánica ($1.989.132), administración ($1.661.067), economía ($1.648.363) y periodismo ($ 1.414.937). El ranking salarial es encabezado porgeólogos ($3.266.312), ingenieros de minas ($3.187.662), médicos ($2.810.374), ingenieros eléctricos ($2.356.926) y odontólogos ($2.119.247). 

Las opiniones

Natalia Ariza
Viceministra de educación superior

“Los resultados del examen de ingreso a la Rama Judicial no pueden tomarse como parámetro para medir la calidad de todos los abogados, pues si bien este comporta una prueba de conocimiento, el contenido de las misma está sujeto al puntual perfilamiento de los cargos que se buscan proveer”.

María Victoria Ramírez
Directora posgrados en jurisprudencia U. del Rosario

“La Ley 30 permite que muchas  instituciones ofrezcan posgrados y abre la puerta a que no se lleve un rigor en calidad, pero como universidades  acreditadas debemos procurar que se mantenga la calidad y nuestra oferta va dirigida a que los abogados puedan suplir sus vacíos”.

Edgar Cortés
Director de posgrados U. Externado de Colombia

“En el Externado el perfil de los alumnos en especializaciones es generalmente de profesionales jóvenes y recién egresados, mientras en maestría y doctorado el promedio de edad está en 40 años y se visualiza mucho una alta presencia de trabajadores del sector público”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.