Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

lunes, 7 de julio de 2014

La puja por las dignidades en la Cámara de Representantes aún no se define, y será sólo la cercanía del 20 de julio el momento en que los partidos de la coalición así lo hagan.

Por el momento es claro que el Partido Liberal será el que llevará la ventaja frente a los demás partidos que hacen parte de la coalición de gobierno (la U y Cambio Radical). El conservatismo, que es el cuarto partido que se espera llegue en los próximos días a la alianza será a su turno el que menos dignidades tendría.

En cuanto a la presidente de la corporación ya hay un acuerdo para que arranque el Partido Liberal. La disputa la tienen en este momento el representante Fabio Amín Saleme, del departamento de Córdoba y miembro de la Comisión III.

El otro candidato es el santandereano Edgar Gómez Román, quien de manera curiosa viene del Senado y ya fue presidente de la corporación entre 2009-2010.

Los dos dirigentes políticos ya habrían logrado un acuerdo en el sentido que arranca Gómez y en el tercer año la dignidad le tocaría a Amín Saleme.

En los acuerdos políticos que han logrado hasta ahora las mayorías de la Cámara, indican que el Partido de la U tendría la presidencia de la corporación en el segundo año, como también dejarían que ese partido escogiera al director administrativo, al menos, por los primeros dos años.

El partido del vicepresidente de la República entrante, Germán Vargas Lleras (Cambio Radical) tendría la presidencia de la Cámara en el cuarto año y sería para el bogotano Rodrigo Lara Restrepo.

El Partido Conservador que está dividido aún entre quienes apoyaron la reelección de Juan Manuel Santos y los que se fueron con Óscar Iván Zuluaga, le dejaría únicamente la secretaría general, la cual seguiría en manos de Jorge Humberto Mantilla y, al menos, una vicepresidencia en la mesa directiva, como también dos secretarías en comisiones, que pueden ser la primera y la segunda.

El jueves de la presente semana se volverán a reunir los compromisarios de los partidos para revisar cómo quedarían la composición de las comisiones. Igualmente se da como un hecho que el Centro Democrático, al igual que le pasará en Senado, no tendrá participación en las mesas directivas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.