Colprensa Martes, 6 de diciembre de 2016

La contraloría encontró sobrecostos en 79 de los productos contratados entre los que se encuentran televisores de 32 pulgadas, que en el mercado se encuentran en $900.000, pero el Alcalde los pagó por más de $2,6 millones. También se evidenció en la compra de reproductores de DVD, que a precios de mercado se cotizan en $130.000, y el municipio los pagó en más de $600.000 la unidad; computadores de escritorio que se cotizan en $990.000, y se pagó la unidad por más de $3 millones.

Otros sobrecostos que llaman la atención se dieron con los rodillos de espuma para el equilibrio, que según las cotizaciones evidenciadas cuestan $59.000 y se pagaron a $580.000 la unidad. Así mismo, se evidenció en la compra de 7.000 pelotas para piscinas infantiles, pagadas por el entonces alcalde Efraín Quintero a $2.900 cada una, cuando a precios de mercado se cotizan en apenas $280. Normalmente se debió pagar $1.960.000,  pero se pagaron 20 millones $300.000.

La Contraloría halló sobrecostos en instrumentos musicales, pelotas ortopédicas, armarios, puertas, sillas plásticas, mesas plásticas, cubos didácticos, balancines,-caballitos en madera, entre otros elementos para la dotación de este hogar infantil.

Frente a estas irregularidades,  el contralor Edgardo Maya Villazón solicitó al gerente departamental del Cesar, Juan Jaime Celedón Sánchez, que abra un proceso de responsabilidad fiscal y se tomen las medidas preventivas conducentes a la protección de los recursos de primera infancia.