Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 26 de mayo de 2014

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, afirmó que “son preocupantes los altos niveles de abstención” que hubo en la jornada electoral de este domingo en que se votaba por la Presidencia y la Vicepresidencia de la República.

“Lo que se refleja en la abstención es precisamente un cansancio de la opinión pública frente al ambiente que se desarrolló en las últimas semanas”, señaló.

Aunque a su parecer en la segunda vuelta habrá mayor afluencia de electores, Ordóñez señaló que una abstención de cerca de 60% en la jornada, amerita una reflexión por parte de las campañas políticas.

“Sirve para que se reflexione en torno el ambiente que debe crearse para que se logre ejercer con suficiente tranquilidad y transparencia las discusiones sobre los reales problemas del país”, señaló.

De otra parte, el procurador Ordóñez calificó la jornada electoral como tranquila y señaló que el ministerio público recibió 120 quejas relacionadas con presunta participación en política de servidores públicos.

Además, Ordóñez resaltó que la Procuraduría continuará con las medidas de vigilancia y control del proceso electoral de aquí al 15 de junio, día en que se realizará la segunda vuelta presidencial.

La decisión fue de la abstención
Los casi 33 millones de colombianos habilitados para votar en las elecciones presidenciales de este domingo, no tuvieron ninguna disculpa para no asistir a las urnas. Aún así, la abstención fue una de las más altas de los últimos años, de acuerdo con los primeros resultados divulgados por la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Estos fueron unos comicios atípicos, no solo porque el Presidente-candidato no ganó en primera vuelta, sino también por los escándalos de las últimas semanas que afectaron a las campañas de Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga. Además, estas han sido las elecciones más tranquilas en materia de orden público en los últimos años, pues no se presentó ningún hecho violento, entre otras cosas porque las Farc y el ELN iniciaron un cese unilateral del fuego por ocho días.

El balance de orden público entregado por las autoridades no pudo ser más alentador: ningún hecho violento; un presunto guerrillero del ELN capturado en Antioquia; la desactivación de un artefacto explosivo cerca de Ituango; 62 comparendos a conductores en estado de embriaguez y la captura en Tumaco (Nariño) de los dos presuntos asesinos de dos policías, hechos ocurridos hace tres semanas en esa zona del país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.