Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co viernes, 30 de abril de 2021

La patente de invención fue concedida a la Universidad Pontificia Bolivariana, institución que mejorará la sostenibilidad para el sector

La Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) anunció que la Superintendencia de Industria y comercio (SIC) otorgó una patente de invención por un proceso de fibras textiles derivadas de la plata de fique para la fabricación de jeans. En ese sentido, la patente de invención otorgada a la institución se convierte en un derecho exclusivo y ningún tercero no autorizado podrá fabricarlo o, en su defecto, ofertar el material.

Según la universidad, este proyecto es una alternativa sostenible a las fibras tradicionales y es una oportunidad para el sector fiquero nacional. “La importancia de este proceso radica en que, si se desea usar el fique en el vestuario, la fibra resulta rústica, poco flexible, incómoda al tacto y poco confortable al estar en contacto con la piel. De ahí, el aporte de esta investigación con el proceso de cottonización”, afirmó la institución sobre la nueva patente.

La invención hace parte de los procesos investigativos de las facultades de Ingeniería Textil, Ingeniería Agroindustrial, Ingeniería Química y Diseño de Vestuario de la UPB. Esta invención supone una alternativa ambiental para la fibra de algodón, que, además de ser escasa, presenta una importante huella de carbono y daños hídricos.

Luego de que la SIC concede la exclusividad para el uso de la fibra, la entidad explicó que el titular de la patente tiene la obligación de explotar la invención patentada, ya sea directamente o a través de una persona autorizada, en este caso por la institución educativa. “Asi mismo, para mantener vigente la patente deberá pagar oportunamente las tasas periódicas o anualidades correspondientes”, estipula la Superindustria.

En ese sentido, la entidad aclaró que una vez concedida la patente, el solicitante deberá anualmente pagar una tasa de interés contenida en la resolución de tarifas de propiedad industrial. Si el dueño de la patente no paga esta tasa anual, correrá el riesgo de que la exclusividad caduque.

Por otro lado, es importante mencionar que una de las exigencias de la Superindustria es que si la patente no es explotada dentro de los tres años siguientes a su concesión, y salvo una justificación, la entidad podrá conceder licencias a terceros que la solicite.

La UPB afirmó que el proyecto tendrá una ventaja tanto productiva como sostenible. En los próximos años tendrá el deber de explotar la fibra patentada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.