Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

miércoles, 9 de febrero de 2022

Arley Salazar, superintendente de Transporte, aseguró en un escrito que el ente regulador sí ha generado el acompañamiento a los usuarios

Luego de que el superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, enviara una carta a la Superintendencia de Transporte para que atendiera las reiteradas quejas contra Avianca, el supertransporte, Arley Salazar, respondió con otra comunicación aclarando los puntos de la primera.

Barreto, adjuntando varias quejas, aseguró que él mismo fue víctima de las infracciones de la aerolínea con los derechos de los consumidores, por lo que había interpuesto las quejas pertinentes.

Según la respuesta, revelada por W Radio, Salazar aseguró que la queja interpuesta por Barreto como usuario sí fue conocida por la entidad. Sin embargo, agregó al funcionario se le solicitaron una serie de datos que no suministró para seguir con el trámite del proceso.

“El consumidor tiene deberes dentro de los cuales se encuentra la debida atención de los requerimientos realizados por las diferentes autoridades, y cuando esto no ocurre, los tiempos que rodean las averiguaciones preliminares se ven desafortunadamente impactados”, dijo Salazar.

En una segunda parte del escrito, respondió a la solicitud de Barreto de tomar acciones frente Avianca. Sobre el tema, el funcionario señaló que, desde mayo de 2019, la Supertransporte ha desarrollado más de 40 programas de prevención y promoción, iniciativas que invitó a Barreto a conocer en detalle en el Boletín de Gestión 2021 de la entidad.

Asimismo, Salazar dijo que las multas impuestas ascienden a más de $2.500 millones y que, adicionalmente, se decretaron medidas administrativas para regular la actividad aérea.

Por otro lado, el medio de comunicación reveló una segunda carta, en la que Avianca le respondió a Barreto, asegurando que las acusaciones del superintendente carecen de rigurosidad y estigmatizan.

Sobre la queja presentada por el funcionario, Avianca explicó que el vuelo en cuestión tuvo un retraso que generó sobredemanda en El Dorado y se optó por “abordar en ese vuelo a pasajeros originalmente programados en vuelos siguientes que también presentaban demoras”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.