Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co Viernes, 10 de mayo de 2019

Alberto Rojas, Diana Fajardo y Gloria Ortiz no podrán entrar a Estados Unidos

Según se confirmó durante la mañana de este viernes, a dos magistrados de la Corte Constitucional les habrían retirado sus visados estadounidenses. Medios de comunicación reportaron que los afectados fueron Antonio José Lizarazo y Diana Fajardo. Además, que también le quitaron el visado  magistrado de la Corte Suprema, Eyder Patiño Cabrera.

La información la dio la presidenta de la Corte Constitucional, Gloria Stella Ortiz, después de que se extendiera información no oficial sobre la medida que habría adoptado el gobierno de los Estados Unidos.

Es de recordar que actualmente los magistrados tienen sobre sus despachos temas importantes como lo son el estudio de las objeciones de la Ley Estatutaria entre las que se encuentra el tema de extradición, además de una ponencia de glifosato y su uso para frenar la expansión de los cultivos ilícitos. Ambos temas no solo de interés nacional sino también internacional.

El de extradición precisamente porque es el territorio estadounidense quienes requieren a las personas dedicadas al narcotráfico entre otros delitos y glifosato, porque Colombia junto con Estados Unidos han declarado una lucha binacional para erradicar los cultivos ilícitos.

Sin embargo, los magistrados del alto tribunal aún no han desmentido la versión sobre la cancelación de las visas. Pese a esto, el Consejo de Estado mediante su cuenta de Twitter publicó un mensaje rechazando cualquier mensaje de presión para el poder judicial en Colombia.

El rumor sobre la cancelación de la visa de los magistrados se dio por una reunión que documentó la revista Semana, donde participó la presidenta de la Corte Constitucional y el presidente IVán Duque. En esa reunión con el alto mandatario, la representante de la corporación manifestó su preocupación por la falta de garantías judiciales.

En el encuentro también se habló del caso del magistrado Lizarazo, quien ofició como ponente de la JEP, ya que este magistrado había recibido la notificación del retiro de su visado, situación que posteriormente fue solventada debido a que, según funcionarios norteamericanos habría sido un “impasse”.

Sin embargo, se presume que las medidas tomadas tienen relación con el no apoyo a las objeciones de la JEP por parte de la corte. Según indicó Semana, este sería un mecanismo de presión por parte de la administración de Estados Unidos para la aprobación de las mismas, en las que se incluyen temas de extradición.

También se habría decidido de parte de EE.UU., no cooperar en cuatro proyectos propios de la modernización de la corte, los cuales ya contaban con aprobación y asignación de presupuesto por parte de la Embajada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.