Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Viernes, 22 de junio de 2018

Frente a la decisión, el alcalde Héctor Guillermo Mantilla Rueda explicó que, de ninguna manera, esta decisión implica la reactivación de las fotomultas.

Como se recordará, IEF y el Municipio, el pasado 24 de abril, ante la Procuraduría General de la Nación, participaron de una audiencia de conciliación que pretendía dejar sin efectos el contrato número 162 de 2011, mediante el cual se dio ‘vía libre’ para que operara el sistema de detección electrónica de infracciones de tránsito.

IEF aceptó liquidar la concesión, por un valor cercano a los $12.000 millones, dinero que sería cancelado con el pago de los ‘comparendos’ que están pendientes.

Frente a la decisión del alto tribunal, conocida en las últimas horas, el alcalde Héctor Guillermo Mantilla Rueda explicó que, de ninguna manera, esta decisión implica la reactivación de las fotomultas.

“En menos de 15 días esperamos enviar las correcciones al Tribunal Administrativo de Santander, para que se someta nuevamente a evaluación y se pueda obtener su aval. Mientras esto ocurre, la ciudadanía debe tener la tranquilidad de que este contrato de fotomultas no se reactiva, ni se reactivará, porque, como siempre lo he dicho, agotaremos todas las instancias posibles para acabarlo definitivamente”, señaló el burgomaestre.

No obstante, resaltó que aunque “respetamos la decisión, no la compartimos. Para nuestro concepto muchas de las correcciones que debemos hacer ya están dentro de la conciliación que avaló la Procuraduría”.

Entonces, ¿qué afecta?

De acuerdo con lo que se pudo establecer, la improbación solo demorará el desmonte y la venta de las cámaras fijas, así como de los vehículos y toda la infraestructura que utilizaba IEF para ‘cazar’ a los infractores en la localidad.