Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 18 de enero de 2014

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca rechazó la tutela interpuesta por el abogado Julio César Ortiz, quien defiende los intereses del alcalde Bogotá, Gustavo Petro, en contra de la sanción disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación.

La decisión fue tomada por el magistrado Samuel Ramírez, quien consideró “improcedente” la acción judicial presentada el pasado 12 de diciembre por el abogado.

De acuerdo con Ortiz, con la decisión del ministerio público se estarían vulnerando los derechos fundamentales y procesales a su defendido, en este caso Gustavo Petro.

Así las cosas, lo que buscaba la acción judicial era dejar sin efectos la sanción disciplinaria en contra del alcalde.

En su momento el abogado señaló que “se debe tener en cuenta que la Procuraduría no puede destituir directamente a un mandatario que fue elegido de manera popular (…) No puede haber una destitución directa por parte del Procurador”.

Ortiz además recordó que el jefe del ministerio público, Alejandro Ordóñez, no tendría competencia para destituir a un funcionario que fue elegido por elección popular, “por constitución eso es solo competencia del Presidente”.

Y añadió que en el marco de las garantías constitucionales, llegaran hasta donde sea necesario incluso hasta organismos internacionales para tratar de tumbar el fallo del ministerio público antes de que éste quede en firme, “creemos que se ha violado el proceso y el derecho de defensa”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.