Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juanita León sábado, 12 de septiembre de 2015

Al debate asistieron los dos candidatos que van punteando en las encuestas para la Alcaldía de Cali Angelino Garzón y Maurice Armitage, y con la cuarta en la contienda, la medallista María Isabel Urrutia.  El tercer candidato que puntea en las encuestas, Roberto ‘el chontico’ Ortiz, prefirió no participar en el debate en protesta porque no invitamos sino a tres candidatos.

En líneas generales, Angelino Garzón (el candidato del Partido de la U, del Mira, de un sector de la Alianza Verde y con apoyos en el Centro Democrático), fiel a su trayectoria como promotor del diálogo social desde la vicepresidencia del primer gobierno de Juan Manuel Santos, le apuesta al diálogo como la principal estrategia para lograr muchos cambios en la ciudad.

Garzón, cuya apuesta central es hacer de Cali la ciudad más segura del país considera que con el diálogo como principal estrategia logrará solucionar la mayoría de los problemas que aquejan la ciudad.

Cree que un mayor acercamiento con los empresarios ayudará a evitar que sigan llevándose las empresas de la ciudad. Con un diálogo con el Concejo, podrá hacer los ajustes que requiere el POT. Con un diálogo con el Gobierno Nacional, podrá racionalizar el problema de energía y evitar así que la falta de previsión tenga que castigar a los usuarios que la pagan. Cree que un diálogo constructivo con los dueños de los camperos piratas que operan en la ciudad podría convertirlos en los alimentadores del MIO y racionalizar así el problema del sistema de transporte público en Cali. E incluso, considera que la forma de abordar el problema de los pandilleros en Aguablanca y otros sectores de la ciudad es mediante un diálogo que les permita vislumbrar nuevas alternativas de vida.

También fiel a su trayectoria empresarial y filantrópica, el candidato por firmas Maurice Armitage, cuya apuesta es a mejorar mejorar los ingresos de la gente y erradicar la pobreza, considera que crear mayor competencia e intervenciones puntuales para superar la inequidad son condiciones básicas para solucionar los problemas de Cali.

Armitage considera que mientras haya 180.000 personas con menos de una comida al día es difícil lograr mejores índices de seguridad en la ciudad y que por ende se necesita una intervención social de mayor envergadura.  “Atacamos la hormiga y no el hormiguero”, dijo durante el debate.

Para evitar que se vayan las empresas de Cali, Armitage considera que lo hay que encontrar es una ventaja competitiva de tipo territorial, como el cemento, que cree los incentivos para que se queden a pesar de los TLC.

Frente al problema de energía, Armitage considera que el problema es que Emcali dejó de producir energía y que lo que hay que recuperar es esa capacidad.

La tercera candidata, María Isabel Urrutia, avalada por el Partido Comunista, la UP y el Mais, se aproxima a los problemas de la ciudad desde los problemas de discriminación económica y racial y la marginalización de la gente más pobre de la ciudad. De la gente que era como ella antes de llegar a ser campeona de oro en los Olímpicos.

Con estas tres visiones, los caleños tendrán de dónde escoger. Ver más información en Caracol Radio, en lasillavacia.com y el Diario La República.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.