Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co martes, 8 de septiembre de 2015

Planteó que la creación de empleo sigue siendo muy positiva y que inclusive es momento de aprovechar la devaluación para potencializar las exportaciones.

"Esta devaluación es una gran oportunidad para Colombia para fortalecer al sector productivo. Nos va a servir para hacer lo que hicieron los tigres asiáticos con las exportaciones", sostuvo el mandatario. 

Recordó que la mayor crítica de la apertura económica de los 90 es la mayor fortaleza en esta etapa con la tasa de cambio.

Agregó que lo que se está haciendo en infraestructura es muy positivo y se está atrayendo inversión.  Sostuvo que a 2018 "Podemos llegar a crecer a 4,5% o 5% y si llegamos a la paz vamos a crecer a 7%".

Y el mayor mecanismo para crecer es a través de las economías abiertas.

Teniendo en cuenta la preocupación que existe sobre la Balanza Comercial que va en más o menos US$6.000 millones hay que tranquilizarse pues solo con la puesta en marcha de la refinería en Cartagena se va a superar en US$2.000 millones y la apuesta por el maíz.

"Ponernos a subir aranceles y proteger la economía sería un error histórico. Tenemos que aprovechar los mercados que tenemos", dijo Santos.

La visión de Aznar

"Europa sabe que si su fuerza laboral disminuye la puede ir supliendo con mano de obra migrante"

El expresidente español José María Aznar, es un convencido de que la situación migratoria en Europa es consecuencia de los Estados fallidos de Oriente y se mostró preocupado porque es la primera vez que un grupo terrorista como Isis tiene en sus manos tanta capacidad petrolera. 

Sin embargó, recordó que Europa está conformada mayormente por una población envejecida y "si su fuerza laboral disminuye la puede ir supliendo con mano de obra migrante".

Aznar puntualizó que dicho continente tiene un nivel alto de protección y de calidad de vida y lo importante además de ser generosos, con buenos sentimientos y ayudar a la gente que lo necesita, como la que huye de la guerra, es fundamental crear buena políticas migratorias, que desde luego tiene sus costos.

"Este tipo de problemas no se trata con vallas o con muros sino con prosperidad, aunque los mandatarios tienen que tener en cuenta que entre la gente joven hay combatientes radicales que quieren llegar a Europa",  puntualizó el exmandatario.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.