Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lina Orozco - lorozco@larepublica.com.co martes, 21 de junio de 2016

Bufetes encuestados por Asuntos Legales, entre ellos los socios de firmas como Godoy y Hoyos Abogados y Baker & McKenzie S.A.S., coincidieron en que la venta de Isagen a Brookfield es uno de los casos más polémicos con los que se ha tenido de lidiar. 

La hasta entonces empresa estatal de energía colombiana pasó a ser filial de la compañía canadiense, por US$6,4 billones, en enero pasado.

Al respecto, el docente investigador Ángel Tuirán Sarmiento,del Instituto de Desarrollo Político e Institucional del Caribe (Idepi) de la Universidad del Norte, apuntó que si bien el dinero recibido por la venta, se utilizarán en la infraestructura del país, este no fue un buen negocio, por cuanto Isagen transfería al Estado más de $200.000 millones anuales, en repartición de utilidades. 

 El fallo de la Corte Constitucional que reconoció el matrimonio igualitario que, en sus términos, pretende poner fin a la discriminación contra la población LGBTI en Colombia, así como el fallo contra el exalcalde Bogotá Samuel Moreno, por el caso del carrusel de la contratación en esta ciudad y el del Consejo de Estado, que destituyó a la gobernadora del departamento de La Guajira son otros de las acciones judiciales más polémicas en estos años.

No obstante, aún están por resolverse casos controversiales como el proceso que se sigue por la muerte de Luis Andrés Colmenares. 

La opinión

Ángel Tuirán Sarmiento
Idepi - Universidad del Norte
“A través de Isagen, la Nación ejercía influencia en cuatro departamentos del país y era dueña de unas 23.000 hectáreas de bosques naturales de un valor incalculable. La joya de la corona”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.