Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co Lunes, 26 de agosto de 2013

Julián Gutiérrez, un empresario, ganadero y para quien el sector público no es desconocido (fue alcalde de Manizales y concejal en dos oportunidades) tiene, a juicio de politólogos consultados, tres retos al frente de la Gobernación de Caldas: mostrar resultados en sólo 28 meses que le restan de mandato; continuar con el proceso de recuperación de la confianza en las instituciones, que logró Guido Echeverri, cuya elección fue anulada por el Consejo de Estado; y demostrar que tiene independencia para tomar decisiones frente a la coalición política (La U, Cambio Radical y Salvación Nacional -un sector del conservatismo), que lo apoyó en su campaña.

Gutiérrez le dijo a este diario que “voy a trabajar con la gente de mi confianza” y que al frente de las secretarías, en las cuales considera debe cambiar funcionarios, pondrá gente buena. Anticipó que habrá muchos cambios en el actual gabinete que está en el Departamento, entre otras cosas porque considera que el gobernador encargado, Juan Martín Hoyos, hizo modificaciones que no debió hacer.

“Mi labor la voy a demostrar con hechos y mi manejo al frente de la Gobernación será gerencial no de directorio político”, sostuvo. Ratificó que continuará con el Plan de Desarrollo de Echeverri, y para ello buscará con los parlamentarios caldenses jalonar recursos de la Nación.

“Una de las prioridades será la infraestructura vial secundaria y terciaria. En regalías llegarán unos $240.000 millones, pero se necesita una cifra semejante para mejor y pavimentar buena parte de las vías”, agregó, al indicar que para el Aeropuerto del Café, buscará convencer al Gobierno que financie el proyecto.

¿De una coalición a otra?
El grupo de Gutiérrez, en las elecciones atípicas a la Gobernación de Caldas, realizadas el domingo pasado, fue el contrapeso de la vieja coalición conocida como yepo-barquista (conservadores y liberales) creada por los exsenadores Ómar Yepes y Víctor Renán Barco (este último fallecido), quienes mantuvieron el control y poder político del departamento por casi 4o años.

El amplio triunfo de Gutiérrez, por más de 34.000 votos, sobre Augusto León Restrepo, el candidato de la vieja coalición, rompió ese dominio que como herencia le dejó a Caldas una mala fama por escándalos de corrupción. Pero también da inicio a la conocida como nueva coalición (liderada por el senador Mauricio Lizcano y el presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos (Partido de la U), Cambio Radical y un sector del conservatismo encabezado por el senador, Luis Emilio Sierra), que no tenía poder en la Gobernación, pero que desde hace rato manda en la Alcaldía de Manizales.

Por ello los politólogos señalan que Gutiérrez debe mostrar resultados e independencia -además de transparencia- factores que consideran claves para demostrar que se puede gobernar sin vicios ni clientelismo. De lo contrario los caldenses estarían pasando de una coalición a otra con nuevas caras, pero sin cambios. “Gutiérrez es reconocido, pero su elección es el producto de una coalición política. No se sabe si será independiente o si se dejará controlar. Eso se verá en cómo gobierne y sobre todo si logra tocarle el alma a los caldenses. No es cambiar de una coalición a otra, sino que sane el dolor del departamento de esa mala fama que se ha tenido”, dijo el director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM), Guillermo Calvo.

El politólogo y profesor de la Universidad de Caldas y de la UAM, Gabriel Méndez, dijo que se necesitan grandes reformas para determinar que la nueva coalición, que se sobrepone al antiguo yepo-barquismo, trae cambios estructurales y no es una simple renovación biológica o de caras. “Uno ve que la nueva alianza se parece a la anterior. La pregunta del millón es qué tanta autonomía va a tendrá Gutiérrez para gobernar. Particularmente soy escéptico y cuando se gana con una votación tan baja es difícil ser independiente de las maquinarias políticas. Tiene poco tiempo para hacer gestión y depende mucho de su talante y carácter”, sostuvo.