Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 29 de mayo de 2014

Zuluaga y Ramírez así lo anunciaron en la noche de este miércoles, cuando hicieron público un documento de adhesión del sector de Ramírez y de un grupo de congresistas entre senadores y representantes que serían 40 en promedio. 

El texto firmado por ambos dirigentes sobre el tema de paz señala en concreto que “para avanzar en la búsqueda de la paz y recogiendo la propuesta del Partido Conservador, hemos acordado que se continuará conversando con las Farc en la Habana, sin acuerdos a espaldas del país, con condiciones y plazos que garanticen avances tangibles, definitivos, verificables con acompañamiento internacional”. 

El lunes en la mañana, tras celebrar su victoria del domingo, el candidato uribista había anunciado que de ganar la Presidencia de la República, el mismo 7 de agosto suspendería temporalmente la negociación y que la condicionaría a seguir bajo unas circunstancias particulares que impondría. 

Para sellar la alianza con Ramírez, Zuluaga firmó en el acuerdo que “en primer término, evaluaremos lo discutido en los tres puntos que según los informes públicos han sido evacuados y daremos a conocer esta evaluación a la opinión pública”. 

También que “en el primer mes solicitaremos como muestras tangibles de paz para continuar con el proceso, las siguientes condiciones que atienden al clamor ciudadano: Acabar de inmediato el reclutamiento de menores. Acabar la colocación de minas antipersonales y entregar al gobierno los mapas de campos minados para iniciar el desminado de inmediato. Acabar los atentados terroristas contra la población. Terminar crímenes de guerra. Suspender los atentados a la infraestructura”. 

Los dirigentes políticos, de la misma manera, pactaron que el Gobierno de Zuluaga “acordará con las Farc un término de duración de las negociaciones”. 

“Insistiremos en el cumplimiento del compromiso de las Farc del cese del secuestro y la extorsión y en la necesidad de que ese grupo cese las actividades relacionadas con el narcotráfico”, señala el documento. 

Más compromisos de Zuluaga

En el documento que recoge buena parte de la propuesta de gobierno que presentó en su campaña Ramírez, de la misma forma se habla de la lucha frontal contra la corrupción, y en ese sentido están “educación en valores; la creación de un bloque de búsqueda contra los corruptos; el fortalecimiento de las normas de extinción de dominio y la posible confiscación de bienes para recuperar los recursos del estado; el bloqueo bancario para los corruptos y para quienes actúen como sus testaferros; la obligación legal de todo funcionario público de presentar su declaración de renta y la de su familia directa al llegar al cargo y al retirarse”, entre algunos puntos pactados. 

En cuanto a la reforma política, Zuluaga se comprometió con Ramírez a “fortalecer los partidos, hacerlos más democráticos y para ello será necesario acabar los cupos indicativos o auxilios parlamentarios, en pos de eliminar el riesgo de compra de votos. La reforma buscaría eliminar el voto preferente y rediseñar la circunscripción electoral de modo que se de un equilibrio entre la necesidad de representación regional y el mantenimiento de un espacio de proyección de liderazgo nacional”. 

Aunque Zuluaga la semana anterior ya había admitido que eliminaría la reelección, en el texto se convino que: “Merece especial importancia el estudio de las bancadas parlamentarias sobre la conveniencia de una reforma Constitucional que estudie la eliminación de la reelección inmediata como fue propuesto por el partido Conservador”. 

En cuanto a la reforma a la justicia, el candidato presidencial pactó que la misma incorpore una política criminal y penitenciaria, despolitizar la justicia, crear un plan decenal para el desarrollo de la rama judicial, fortalecer el esquema de administración de justicia, reformar la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, cerrar la puerta giratoria entre las Altas Cortes, acabar las funciones electorales de la rama, eliminar el Consejo Superior de la Judicatura y revisar los mecanismos y estructura que garanticen la gerencia eficaz y la independencia de la rama judicial. 

El candidato uribista señaló que desde este mismo miércoles se integrarán los dos equipos de trabajo. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.