Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lunes, 16 de abril de 2018

Uno de los retos que enfrenta el inventor al momento de crear y desarrollar un proyecto tecnológico es el cumplimiento de los requisitos de patentabilidad. ¿Qué sentido tendría invertir esfuerzos económicos y de tiempo en un invento, si no se sabe si puede ser patentable?. De igual forma, ¿cómo puede saber que su desarrollo tecnológico no va a infringir derechos de terceros?

Las búsquedas de patentes son las mejores aliadas para quienes se dedican a la actividad investigadora, porque permiten establecer las condiciones necesarias para desarrollar un invento, también proveen un indicio de la existencia de los requisitos de patentabilidad y brindan la tranquilidad de no infringir derechos de terceros.

Existen muchas clases de búsquedas dependiendo del propósito y el estatus de la investigación. Por ejemplo, están las búsquedas preliminares: estas le permiten al inventor establecer en qué estado se encuentra el campo del arte y cuáles son las soluciones existentes con otros inventos antes de empezar su proceso de investigación. Este tipo de consulta se puede efectuar en bases de datos públicos como Espacenet, Google Patentes y las bases de datos de la Oficina Europea de Patentes o la Oficina de Patentes Americana, entre otras.
Ahora bien, una vez el investigador ha terminado su desarrollo tecnológico, es necesario hacer una búsqueda que le ayude a establecer los indicios de patentabilidad y si esa materia es patentable en los territorios donde desea proteger su invento. Este tipo de averiguación es más técnica y necesita presentarse ante las Oficinas de Patentes correspondientes, o usar un software que tenga un número de documentos de patentes confiable.

Una vez el listado de documentos es arrojado por las autoridades, se aconseja que un experto en la materia, valore las patentes y realice un examen para concluir si existen indicios de los requisitos de patentabilidad (en especial novedad y altura inventiva). Sin embargo, la opinión del experto y su análisis, no es una garantía de que las autoridades la concedan una vez estudien el caso. La combinación de las búsquedas preliminares del inventor, al igual que la de patentabilidad, son una buena estrategia para tener seguridad de que el desarrollo es nuevo y soluciona de una forma diferente, el problema técnico del campo al cual pertenece el invento.

Por otro lado, muchos inventores probablemente desearían tener ganancias económicas de la explotación de su desarrollo, o también podrían necesitar otro invento patentado para llevar a cabo su explotación. También puede suceder, que simplemente, se quiera explotar económicamente un invento pero no se tiene la seguridad de si está protegido o no. Por esta razón, las búsquedas son claves para: a) evitar infracciones y potenciales litigios; b) determinar socios estratégicos y a quiénes se les puede solicitar una licencia del invento con el fin de empezar la investigación del mismo o c) explotar económicamente otro invento.

Un proceso de investigación dentro de una compañía, universidad, empresa u otra entidad, debe contar con la herramienta de las búsquedas con el fin de volver eficiente el proceso de creación de desarrollos tecnológicos e invertir en investigaciones con posibilidades de éxito, así se previenen eventuales conflictos legales por infracciones.