Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martín G. Ibarra Pardo martes, 23 de octubre de 2018

Se acaba de llevar a cabo en Roma la reunión anual de la IBA (International Bar Association), a la cual asistieron más de 4.000 abogados de casi todos los países del mundo.

En esta interesante reunión, que por parte de Colombia estuvo coordinada por la Cámara de Servicios Legales de la Andi, se debatió de manera muy aguda, cómo estamos frente a la creación de un derecho de nueva dimensión, jamás antes pensado, como consecuencia de la digitalización, la robotización y la inteligencia artificial, y en general la aparición de nuevas tecnologías.

Fue apasionante analizar en la propia sede de la cuna del derecho Romano, sobre la cual se encuentran forjados la mayoría de las instituciones jurídicas de Occidente y en cuyos textos estudiamos derecho, cómo la disrupción tecnológica supone un nuevo orden legal que implica la promoción de normas nunca imaginadas por las que hace 2.000 años promovieron el “uti possidetis”.

¿Cuáles fueron los temas que causaron mayor interés?

1- El millón de robots que serán fabricados en el mundo en los próximos cinco años supone la creación del “derecho de los robots”: ¿Quién responde por sus fallas?, ¿Quién responde por los accidentes que puedan ocasionar?, ¿Cómo influye esta circunstancia en el derecho de los seguros?

2- La Inteligencia Artificial desplazará 30% del trabajo que hoy realizan los abogados, al redactar de manera impecable un contrato en una fracción del tiempo y del precio en el que hoy lo hace un jurista.

También puede desplazar a los jueces al producir, mediante la aplicación de algoritmos, un fallo preciso, rápido e imparcial, lo cual tendrá un gran impacto positivo en la descongestión y eficiencia del sistema judicial. ¿Cómo será el robot de segunda instancia?

3- Hoy ya no se poseen, como antes, muchos de los productos que se consumen y en el futuro, aún menos. Un Uber, una película de Netflix o el servicio de la nube, ya no es del activo del consumidor.

4- El contrato laboral tradicional se está debilitando: por una parte, los robots no son sujetos de derecho, y por la otra, las nuevas aplicaciones como Uber o Rappi, hacen que las personas que los apoyan sean proveedores o aliados estratégicos y no empleados.

Se subrayó en las diferentes conferencias el efecto de las nuevas tecnologías a nivel de empleabilidad en el mundo y la metamorfosis del trabajo convencional hacia la terciarización como consecuencia de las aplicaciones informáticas.

5- La globalización implica que una persona pueda tener bienes en diferentes países, y en el momento del fallecimiento del titular, el patrimonio pueda ser objeto de diferentes gravámenes, a veces redundantes y concurrentes, por lo cual es estratégico definir con anticipación, en donde registrar los activos y, sobre todo, en donde morir.

Este congreso de la IBA fue una espléndida oportunidad para renovar los vínculos de amistad con viejos colegas, tanto colombianos como de diferentes nacionalidades, incluso los ingleses, a quienes la presidenta de la Cámara de Servicios Legales, Adriana Zapata, invitó a una magnifica presentación sobre las oportunidades que hoy ofrece el país.

6- Un tema obligado en las presentaciones magistrales, en especial la del exprimer ministro italiano Romano Prodi, fue las nuevas reglas del orden internacional y su disrupción por las nuevas estrategias de Donald Trump, tanto frente a la Organización Mundial de Comercio, a los socios comerciales de Estados Unidos y a los tratados de protección al medio ambiente. Hubo un clamor para que se retomara nuevamente el “Rule of Law”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.