Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co lunes, 26 de octubre de 2020

El documento contiene la regulación más relevante en materia de derecho laboral, incluyendo actualizaciones hasta septiembre

Considerando que la coyuntura de la pandemia trajo consigo algunas modificaciones de las disposiciones legales vigentes, la firma Baker McKenzie publicó la ‘Guía global del empleador’ para Colombia, un compilado de las normas laborales aplicables con corte a septiembre de este año.

El documento, redactado en inglés, busca ofrecer a los empleadores y profesionales de recursos humanos una revisión completa de los aspectos más relevantes de la legislación laboral colombiana.

En ese sentido, abarca el ciclo completo de las relaciones laborales, desde la contratación hasta la terminación, pasando por las condiciones de trabajo, derechos familiares y políticas de personal, seguridad y contra la discriminación.

Una de las consideraciones que incluye el marco general es que Colombia es un país muy litigioso. “Es habitual que los trabajadores presenten reclamaciones judiciales cuando sienten que sus derechos han sido vulnerados. Es importante que los empleadores estén estratégicamente bien preparados para demostrar el cumplimiento de las obligaciones legales y contractuales ante los tribunales”, dice la guía.

Además, en cuanto a las consideraciones sobre los litigios, el documento señala que, salvo en los procedimientos especiales, “el plazo para que un empleado presente un reclamo laboral es de tres años, contados a partir de la fecha en que el derecho se hizo exigible”. A ese estatuto de limitación, sin embargo, no están sujetos los derechos de pensión.

Además, se menciona que recientemente la Corte Constitucional ha fortalecido, mediante sentencias, la estabilidad laboral de algunos grupos de empleados al introducir cambios importantes en las normas de protección contra el despido. Es, por ejemplo, el caso de quienes están a tres años o menos de pensionarse.

La guía explica también que en Colombia, en términos generales, los trabajadores se pueden clasificar en dos grupos: empleados ordinarios y empleados de manejo y confianza. Para los empleadores es fundamental hacer esa tipificación en los contratos laborales, en la medida que es ese estado el que determina, entre otras, si el trabajador está sujeto a las regulaciones sobre horas máximas de trabajo, es decir, si tendrá derecho a recargos por trabajo de horas extra.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.