Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Martes, 13 de febrero de 2018

Revisar la reglamentación de cada producto y los TLC son aspectos clave

Según cifras de Confecámaras, la creación de empresas en Colombia creció 7,3% en 2017, y se crearon 323.265 unidades productivas: 70.022 sociedades y 253.243 personas naturales.

Este hecho, sumado a la apuesta del país de apertura económica a través de tratados de libre comercio, y las recientes reformas tributarias, hizo que quienes quieran incursionar en negocios de importaciones se enfrenten a una serie de retos en los que los asesores legales son clave.

Por eso, AL consultó con expertos como César Cermeño y Laura Galeano, counsel y asociada principal de Garrigues Colombia; Ricardo López, director del área de aduanero en Araújo Ibarra & Asociados (AI), y Santiago Lewin, socio de Lewin & Wills, firma líder en derecho tributario según Leaders League, las cinco recomendaciones que daría a un importador.

La primera, mencionada por todos los consultados es hacerse un análisis del aprovechamiento de beneficios aduaneros y tributarios, como los que puede ofrecer un régimen de zona franca o un tratado de libre comercio. De la misma forma, como segundo consejo, incluir el conocimiento de las barreras para-arancelarias tales como registros sanitarios, entre otras reglamentaciones propias de cada producto de importación.

“Colombia ha venido realizando un esfuerzo por adelantar procesos de integración como la Comunidad Andina de Naciones, la Alianza del Pacífico, y ha suscrito acuerdos bilaterales de libre comercio con diferentes países, tales como los de EE.UU. y la Unión Europea, que sin duda deben ser explorados para obtener los mejores beneficios económicos al poder realizar las importaciones con la menor carga aduanera posible”, explicaron Cermeño y Galeano.

Como tercera recomendación está la optimización del manejo cambiario. Según los expertos, es fundamental conocer adecuadamente las obligaciones cambiarias, y considerar el uso de una cuenta de compensación que minimice el impacto de la diferencia en cambio, así como tener en cuenta el gravamen a los movimientos financieros.

LOS CONTRASTES

  • César CermeñoCounsel de Garrigues

    “Los asesores legales son una guía para la empresa importadora frente a la incertidumbre que plantea muchas veces la normativa que les aplica; es especial en lo relativo a los aspectos aduaneros y tributarios”.


  • Ricardo López SánchezVicepresidente de Araújo Ibarra

    “Es muy importante estudiar a detalle las posibles excensiones tributarias, los tratados de libre comercio vigentes y los requisitos de licencias o permisos de las mercancías que se van a importar”.

Un cuarto consejo es que siempre es necesario tener en cuenta no solo el valor de adquisición de los productos en el país de origen sino también todos los gastos de transporte y nacionalización de los mismos.
“Es importante también estudiar toda la logística de importación, y rodearse de aliados que tengan conocimiento de los procedimientos aduaneros, y evitar incurrir en irregularidades formales que puedan generar sanciones económicas para la empresa”, afirmó López de AI.

Por último, concluyó Santiago Wills, al momento de la creación es muy importante que en el RUT y en la conformación de la empresa quede consignada la actividad importadora.