Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co martes, 7 de julio de 2020

La Superintendencia de Industria y Comercio advirtió que los consumidores afectados no serán resarcidos

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) sancionó a los implicados en las irregularidades presentadas en la venta de las boletas del Mundial Rusia 2018. Estos se conocen como el ‘Cartel de la Boletería’ y deberán pagar una multa de $18.352 millones.

De acuerdo con la entidad, fueron sancionadas 17 personas naturales y tres agentes de mercado por haber ejecutado o facilitado una conducta anticompetitiva que afectó a los hinchas que pagaron, en algunos casos, sobreprecios en las boletas de hasta 350% y que no serán resarcidos por ello.

Entre los señalados como agentes de mercado se encuentran: la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), que deberá pagar la suma de $16.016 millones; seguida de la empresa Ticket Ya, la cual fue sancionada por $45,7 millones; y Ticketshop que pese a que tuvo una sanción $1.297 millones fue exonerada del pago tras haber colaborado con la Superindustria en la investigación.

John Alexander Pinzón, especializado en el área de responsabilidad y derecho público de Cohen Abogados, explicó que la SIC dentro de la investigación determinó una conducta de anticompetitividad, ya que las empresas pudiendo hacer propuestas con precios más competitivos en su boletería no lo hicieron y se pusieron de acuerdo con el fin de aumentar precios.

“A través de estos actos, la FCF y las demás empresas y personas involucradas se aprovecharon del consumidor de fútbol en las eliminatorias aumentando precios y sacando un provecho desleal que en condiciones normales de mercado habría sido imposible de pagar”, explicó Pinzón.

Cómo fue el caso
Lo cierto, es que la investigación encontró a través de diferentes pruebas que existió un acuerdo ilegal entre las empresas y la federación, en donde se planificó la ejecución de un sistema que limitó la libre competencia para favorecer a Ticketshop en la adjudicación del contrato de boletería para las eliminatorias al Mundial.

Posteriormemte, Ticketshop desvió masivamente la boletería a Ticket Ya en los partidos de las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018 que la Selección Colombia disputó en condición de local contra Perú, Argentina, Ecuador, Venezuela, Uruguay, Chile, Bolivia y Brasil.

En algunos casos, los sobreprecios en la reventa de la boletería llegaron hasta 350%. Así mismo, la Superindustria dio a conocer que para favorecer a la empresa en un primer acto se determinó un valor para el anticipo que debía contener la propuesta de TicketShop con el objetivo de lograr ser la ganadora. Así, establecieron que debía haber un anticipo de $10.000 millones, lo que al momento de su elección representó un factor determinante para que fuera considerada como la mejor opción.

Luego, también se descubrió que en 2015 - fecha en la que se dio la postulación-, las empresas tuvieron información confidencial sobre cada una de las propuestas que se presentaron ante la FCF, lo que les permitió coordinar el valor de la propuesta que TicketShop debería presentar.

De esta manera, minutos antes de vencer el plazo para presentar las ofertas, Ticketshop aumentó el valor de su propuesta a $40.124 millones, y pesé que quedaron en un segundo lugar debido a un error cometido por parte de la firma de abogados, los miembros de la FCF eligieron a la empresa.

Además, con la finalidad de permitir el funcionamiento de este sistema anticompetitivo, la FCF aunque recibió múltiples quejas y reclamos dentro de la ejecución del contrato, omitió realizar la auditoría correspondiente.

“El no pago de las multas supone adelantar un proceso coactivo y el embargo de bienes. Pero además, la inscripción de estas sanciones generan la imposibilidad de participar en nuevos proyectos de contratación pública”, aseguró el superintendente Andrés Barreto.

Entre las 17 personas a las que la Superindustria sancionó se encuentran algunos de los más reconocidos representantes del fútbol nacional, partiendo del empresario y actual presidente de Fedefútbol, Ramón Jesurún, quien recibió una multa por $304,6 millones. Luego, también está Luis Bedoya, quien fue presidente de la Federación de 2006 a 2015. Actualmente, se encuentra en Estados Unidos, después de entregarse a las autoridades, que investigan el sonado caso del “Fifa Gate”. La multa de este fue de $262,6 millones.

También se revelaron los nombres de quien fue el presidente de la Dimayor entre 2015 y 2018, Jorge Perdomo ($97,3 millones); Juan Alejandro Hernández ($8 millones), quien fue directivo del Envigado Fútbol Club; y Andrés Tamayo Iannini ($10,1 millones), director jurídico de la FCF y actualmente secretario general de la entidad; entre otros (Ver infografía).

Por parte de la empresa Ticketshop se sancionó a César Ronaldo Carreño por $50,2 millones y a Iván Darío Arce por $10,8 millones. Sin embargo, ambos fueron exonerados por haber participado del programa de beneficios por colaboración de la Superindustria.

Entre tanto, por el lado de TicketYa, la SIC impuso sanciones a seis funcionarios de la empresa que estuvieron implicados en los hechos e hicieron parte del cartel.

LOS CONTRASTES

  • Andrés BarretoSuperintendente de Industria y Comercio

    “Al final del día, lo que más importa es que el hincha se vio afectado en el sentido de que tuvo que pagar boletas con sobreprecio, pero que nunca estuvieron realmente a disposición”.

  • César GiraldoSocio de la firma Gher Sports

    “Ante esta sanción, va a proceder un recurso de reposición ante la SIC, por lo que la decisión no está en firme. La FCF aseguró que efectivamente va recurrir a esa decisión”.

Respuesta de la Federación
Tras conocer la noticia, la FCF aseguró que, a la fecha, no ha sido notificada de esta decisión en los términos que indica la normatividad, por lo que desconoce el contenido íntegro.

“El hecho de no utilizar los mecanismos previstos en la ley, si no los medios de comunicación para informar decisiones administrativas, reitera las irregularidades que desde el inicio del proceso se han advertido y hemos puesto en conocimiento de las autoridades competentes”, decía el comunicado.

Además, la Federación aseguró que recurrirán a dicha sanción y acudirán ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, donde harán uso de todas las alternativas legales para la defensa de sus legítimos intereses y derechos.

Así mismo, el superintendente Barreto aseguró que tras la etapa de si deciden los sancionados presentar un recurso de reposición, presentaran los expedientes a la Fiscalía y al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que si ellos encuentran mérito para adelantar procesos penales, lo hagan en el marco de sus competencias.

Además, Barreto recordó que el régimen sancionatorio colombiano solo impone multas de tipo administrativo. Por lo tanto, si los ciudadanos quieren recuperar su dinero tendrían que acudir a otras vías judiciales. “Con el acto administrativo por el cual imponen la sanción y la factura de compra de la boletería pueden iniciar demandas ante la SIC o la jurisdicción ordinaria con el fin de que les restituyan el mayor valor pagado”, aseguró Pinzón.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.