Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co martes, 12 de diciembre de 2017

Familia, Civil, Penal y Laboral son las prácticas más solicitadas en bufetes

Los servicios Pro Bono se han hecho cada vez más populares y las solicitudes de estos servicios han crecido, según cifras de la Fundación ProBono, 36% durante el último año.

Estas asistencias legales son voluntarias y gratuitas, pues son ofrecidas a personas que no pueden acceder a un jurista, y en las que los temas de Familia, Civil, Penal y Laboral son las principales prácticas en las que intervienen los abogados.

De acuerdo con el informe de gestión de 2016 de ProBono, no solo aumentó el porcentaje de solicitudes frente a 2016, sino que también creció 31% la cantidad de casos efectivamente atendidos. Del total del año pasado, además, la fundación encontró que 75% de las solicitudes son para casos individuales y apenas 25% para casos de impacto colectivo.

“La Fundación ProBono Colombia es un puente entre las personas, comunidades y organizaciones sin recursos para acceder a un abogado, y una red de cerca de 2.000 abogados dispuestos a atender sus necesidades gratuita y voluntariamente con altos estándares de calidad”, explicó Ana María Arboleda, directora de la Fundación ProBono, quien además afirmó que en lo corrido de 2017 ProBono ha recibido 1.023 consultas.

Para acceder a los servicios Pro Bono solamente hace falta comunicarse telefónicamente o ingresando a la página de internet del bufete elegido o la Fundación: estos despachos atienden tanto a personas naturales en sus temas legales de cualquier tipo (laboral, civil, comercial, penal, administrativo, de familia, etc.) o en representación de alguna comunidad de la que haga parte (barrio, vereda, etc.) que tenga una problema que deba ser atendido por un abogado.

“Los casos más frecuentes son pequeñas causas, como tutelas salud y temas de familia, entre otros. Sin embargo, también se adelanta litigio estratégico en temas sensibles, como el seguimiento a asuntos legislativos o violaciones de derechos humanos”, explicó Nicolás Lozada, socio de Rincón Cuellar Asociados.

Este servicio se ha ido popularizando, pero el número de abogados aún es reducido, pues la dedicación que exige sin remuneración es alta. “Este año ya hemos trabajado más de 4.000 horas Pro Bono (…) es sencillo conseguir voluntarios dentro del grupo de los más jóvenes, pero no es tan fácil lograr que los abogados sénior, después de ocho o diez años de carrera, sigan dedicando tiempo al servicio gratuito”, dijo Paula Samper, socia y Directora del área de Pro Bono de Gómez Pinzón.

LOS CONTRASTES

  • Ana María ArboledaDirectora de Fundación Probono Colombia

    “Los retos son muy grandes, pues se busca ampliar cada vez más los casos que se pueden atender, para que cada día mas población conozca sus derechos y tenga mayor y mejor acceso a la justicia”.


  • Nicolás LozadaSocio de Rincón Cuellar & Asociados

    “Los Pro Bono son servicios legales gratuitos destinados a las personas u organizaciones que, por su situación de vulnerabilidad económica o de otro tipo, tienen dificultades para acceder a la justicia”.

En firmas como Baker Mckenzie, por ejemplo, cada uno de sus asociados participan “-cuando menos- en un proyecto Pro Bono al año, invirtiendo un mínimo de 20 horas anuales”, explicó Tatiana Garcés, socia directora de la firma en Colombia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.