Ley de esterilización de perros y gatos

Gráfico LR

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

lunes, 20 de mayo de 2024

Con esta se convierte en una obligación del Estado esterilizar a los animales de la calle; se destinarán inicialmente $32.000 millones

La semana pasada fue aprobado el proyecto de ley ‘Esterilizar Salva’, liderado por la congresista y animalista, Andrea Padilla. Este proyecto será el primero que destina recursos de la Nación para garantizar la protección de los perros y gatos en condición de calle.

De acuerdo con Angie González, directora de asuntos ambientales y de protección animal de Riveros Victoria abogados, La ley 190 de 2023 Cámara y 231 de 2023 Senado consiste en la creación e implementación del programa nacional de esterilización quirúrgica de gatos y perros como método ético de control de la natalidad.

Esta ley, según lo explicado por Juan Francisco Navarrete González, abogado en Navarrete Consultores, “obligará al Estado a reglamentar el Programa Nacional de Esterilización de Perros y Gatos para esterilizar a los más de 3 millones de perros y gatos que viven en condición de calle. La ley reglamenta el tipo de cirugía que se realizará en machos y hembras, principalmente en quirófanos móviles que deberán cumplir con los mínimos de salubridad básicos para este tipo de procedimientos”.

A lo anterior, González agregó que “el Gobierno garantizará la financiación para la ejecución del mismo y se dictarán las orientaciones necesarias de implementación”. Este proyecto abarca todo el territorio nacional, pero cabe resaltar que lo que cambiará, según las categorías de los municipios, será la financiación.

Justamente, acerca de los recursos que serán destinados para el proyecto, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público mencionó que serán alrededor de $32.000 millones para iniciar con un 5% anual de la población de caninos y felinos. Sin embargo, González puntualizó que “esta cifra será dada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público conforme a la información brindada respecto de indicadores por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible”.

Es decir que, explicó Navarrete, esta ley será para todo el territorio nacional, pero “con diferencias en la financiación que correrá a cargo del Estado en los municipios de categoría 4, 5 y 6. Los de categoría 2 y 3 tendrán una cofinanciación del 50% y los distritos especiales y municipios tendrán la obligación de financiar el 100% de los costos según su capacidad presupuestal”.

Los expertos también resaltaron que esta ley no solo acogerá a los animales en estado de calle, sino que además se extenderá a los perros y gatos mascotas de familias de grupo A, B y C del Sisbén que podrán tener acceso de manera gratuita a este programa.

LOS CONTRASTES

  • Angie GonzálezDirectora de asuntos ambientales en Riveros Victoria Abogados

    "La esterilización de gatos y perros se convierte en una política de Estado ante lo cual el Gobierno Nacional garantizará la financiación para la ejecución del mismo”

  • Juan Francisco NavarreteAbogado Navarrete Consultores

    “El proyecto ‘Esterilizar Salva’ surge por la necesidad de atajar los fenómenos de indigencia, maltrato y sufrimiento de perros y gatos que viven en situación de calle”

Anteriormente, las actividades de esterilización, argumenta Navarrete, partían de que todos los municipios tenían la obligación legal de realizar las esterilizaciones por cuenta de su presupuesto, pero actualmente no cuentan con esta capacidad de cubrir esta situación.

Sobre esto, González puntualizó entonces que los municipios de primera categoría y distritos especiales cuentan con los recursos necesarios dentro de su presupuesto para programas de esterilizaciones de perros y gatos, aunque “para los demás municipios no se contaba con un presupuesto destinado especialmente para este propósito, a pesar de la existencia de la Ley 2054 de 2020, la cual fue un avance frente al apoyo de fundaciones o refugios legalmente constituidos que cumplen con las funciones de protección animal, mientras los municipios o distritos, creaban centros de bienestar animal”.

Antecedentes

Entre los beneficios de esta ley se encuentra la eliminación de algunos riesgos para la salud pública y también, según Angie González se podrían llegar a reducir las cifras de abandono y maltrato animal, e incluso “la protección de la fauna silvestre local, la cual se ve alterada en su dinámica debido a la sobrepoblación de estos especímenes”. Sin duda alguna, un paso muy importante en la protección animal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.