Gómez-Pinzón

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co viernes, 24 de abril de 2020

Para Mauricio Jaramillo, socio de Gómez-Pinzón, operar a través de internet podría requerir cambios regulatorios

A partir de las medidas tomadas por el Gobierno, muchas empresas se han visto en la obligación de cerrar sus instalaciones físicas, lo que ha generado que se empiecen a plantear el virar toda su atención a los negocios a través de canales digitales.

En entrevista con Asuntos Legales, Mauricio Jaramillo, socio y director del área de tecnología, comunicaciones y protección de datos de Gómez-Pinzón, la firma que tiene 14 grupos de práctica en diferentes áreas del derecho, dio su visión legal sobre los negocios a través de internet.

¿Considera que a partir de la crisis se van a desarrollar más proyectos empresariales en internet? ¿Por qué razón va suceder esto?
Por supuesto, la actual crisis es una oportunidad para que todas las empresas implementen la digitalización de muchos de sus procesos o adapten algunos de los que ya han puesto en marcha.

Lo anterior va a poder verse desde dos puntos de vista. Respecto a las relaciones externas, seguramente algunas empresas incursionarán en estrategias de comercio electrónico por primera vez, y otras implementarán mecanismos de contratación novedosos a través de firmas electrónicas y digitales.

Con respecto a los procesos internos, es probable que muchas empresas den el salto a mover sus procesos a plataformas digitales acordes con políticas de teletrabajo o trabajo remoto de sus empleados.

¿Por qué es importante asesorarse legalmente si quisiera implementar un nuevo negocio por internet?
Porque la operación de un negocio a través de canales presenciales versus canales virtuales como el internet puede representar diferentes riesgos e, incluso, puede requerir modificaciones regulatorias o regulación propia, como lo hemos evidenciado con diversas plataformas que han tenido diversos tipos de inconvenientes legales.

Al analizar desde el punto de vista legal la operación de una plataforma digital, muchos temas entran en juego como los términos y condiciones que regirán la transacción, las normas de protección al consumidor, el posible uso de datos personales y los medios de pago que se implementen, entre otros.

Otro tema muy importante es la implementación de procedimientos y medidas de seguridad para el manejo de transacciones financieras y, en general, de todo tipo de información, pero especialmente cuando las mismas impliquen el tratamiento de datos personales.

LOS CONTRASTES

  • Daniel Ríos Sarmiento Abogado investigador de la Sergio Arboleda

    “El reto del empleado es complementar su conocimiento y capacitarse en entornos digitales para cumplir a cabalidad sus tareas asignadas”.

¿Hay algún impedimento para el negocio electrónico en estos momentos?
Salvo en aquellos casos en que la ley exija el cumplimiento de algunos requisitos legales, como el otorgamiento de algún contrato en escritura pública o que estemos frente a alguna actividad considerada como ilícita, no habría restricciones.

No obstante, es importante considerar que el Gobierno sí ha regulado algunas condiciones para la comercialización y entrega de algunos productos o bienes de primera necesidad, por lo que esta situación deberá ser considerada mientras dure el estado de emergencia.

¿Cómo rige el derecho a la libre competencia en internet?
Tal y como funciona para el negocio comercial presencial. Ni el hecho de que las operaciones se hagan por internet, por plataformas o por apps, ni mucho menos la situación de emergencia actual son excusas para sustraer a las empresas del cumplimiento de las normas en materia de competencia.

¿Cómo ve los retos de la protección de datos de personas en tiempos del covid-19?
Es uno de los temas que más relevancia toma actualmente, porque el tratamiento de datos personales se va a tornar medular en la operación de muchas empresas del sector privado e, incluso, para el funcionamiento de muchas actividades estatales.

La actual emergencia no ha suspendido la aplicación de las normas de protección de datos personales, por lo que solamente en aquellos casos excepcionales que la Ley prevé se podrá omitir el cumplimiento de algunos requisitos legales.

A modo de conclusión, ¿qué considera importante en la actual crisis?
La actual crisis está obligando a las empresas y a los consumidores a adaptarnos a las nuevas circunstancias de interacción social, y las nuevas tecnologías juegan un papel esencial en este proceso. Por lo que ciertamente, quienes permanezcan estáticos sin ajustar su operación, perderán muchas oportunidades.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.