Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co lunes, 6 de abril de 2020

Para la socia de Brigard Urrutia, uno de los retos será mantener la fuerza de empleo, encontrando una situación de "gana y gana"

Las medidas que se han adoptado para contener el Covid-19 en el país siguen generando diferentes dudas tanto a las empresas como a los diferentes empleados. Asuntos Legales habló con la socia del bufete Brigard Urrutia, Catalina Santos Angarita, quien se encarga de área de derecho laboral individual, colectivo y de seguridad social, sobre cuáles son los mayores retos a nivel laboral para poder superar esta crisis.

 

De acuerdo con la circular 27 de 2020 que publicó el Ministerio de Trabajo, ¿es legal dar una licencia no remunerada a los empleados?

Vale la pena aclarar que en esa circular el Ministerio no señaló que estuviera prohibido que las empresas negociaran licencias no remuneradas con sus trabajadores. Lo que establece es que los empleadores no pueden obligar a los trabajadores a aceptarlas, es decir, que no exista coacción por parte del empleador.

En ese sentido, si a un trabajador le plantean la posibilidad de pactar una licencia no remunerada, este libre de aceptar o no la misma y, en caso de existir algún tipo de situación de coacción, podrá acudir al Ministerio de Trabajo e informar y probarlo.

LOS CONTRASTES

  • Germán Avendaño Director de la firma Avendaño & Ortiz

    “El sector empresarial ante la crisis del Covid-19 debe usar el diálogo social con sus trabajadores en la búsqueda de un derecho del trabajo mutuo y humano”.

Si una compañía argumenta no tener presupuesto para pagar la nómina de sus empleados, ¿qué puede hacer para no tomar alguna decisión que no esté dentro de la ley?

El Ministerio del Trabajo ha señalado las diferentes alternativas para implementar con los trabajadores durante la emergencia de salud. Sin embargo, en caso de que ya se hayan agotado todas esas alternativas y la compañía ya no pueda sostener el pago de la nómina, podrá analizar la posibilidad de llegar a un acuerdo con los trabajadores para, en principio, pactar una disminución de la jornada laboral y de salarios; o sino dar una licencia no remunerada.

Debido a que muchas compañías han tenido que adoptar el modelo de teletrabajo, se generan dudas sobre esta alternativa. ¿Qué es lo mínimo que debe garantizar una compañía a sus trabajadores?

Es de resaltar que el Ministerio del Trabajo ha establecido que existen dos formas de prestar los servicios desde la casa: uno es el trabajo en casa y dos el teletrabajo propiamente dicho. El teletrabajo es una modalidad de trabajo que está regulada en la ley y en la cual el empleador debe cumplir con ciertos requisitos como adaptar el espacio de trabajo del teletrabajador, registrar a los teletrabajadores ante la ARL y el Ministerio, entre otras.

Respecto al trabajo en casa, estableció que se trata de una situación ocasional, temporal y excepcional, por lo que no se deben cumplir los requisitos y exigencias contemplados para el teletrabajo. La mayoría de los trabajadores que actualmente prestan sus servicios desde sus casas se encuentra bajo esta modalidad ya que se debió implementar debido a la emergencia de salud y del aislamiento obligatorio.

Hace poco, se conoció el decreto 488 de 2020 sobre el retiro de cesantías, ¿cómo funciona esta opción?, ¿quiénes pueden hacer uso de este beneficio?

Es importante aclarar que, a través de este Decreto, el Gobierno autorizó únicamente a los trabajadores que se encuentren en el régimen de cesantías de la Ley 50 de 1990, a retirar parcialmente las cesantías del fondo al que se encuentra afiliados, en caso de ver disminuidos sus ingresos mensuales. Es decir, la norma no aplica para los trabajadores en régimen tradicional de cesantías, quienes solo podrán retirarlas por las causales generales.

¿Cuáles son los mayores retos a nivel laboral para superar la crisis?

Lo primero será mantener la fuerza de empleo, lo cual se logrará encontrando una situación de gana - gana entre la estabilidad económica de las compañías y la protección del empleo.

Si bien, las compañías deben tener una responsabilidad social, los recursos no son ilimitados, por lo que los trabajadores también deberán concientizarse de la situación para así poder sacar adelante a la compañía.

En tiempos de crisis todos debemos ceder un poco para salir adelante. También tenemos retos tecnológicos y de cómo seguir prestando los servicios. Las compañías deberán aprovechar esta época de crisis para reinventar sus servicios.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.