Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martes, 21 de julio de 2015

De acuerdo a un estudio realizado el año pasado por la Universidad Eafit, la publicación de más de un tercio de libros a nivel mundial, la producción de 75% de bibliografía científica y la comunicación online en inglés de 80% de usuarios, constituyen los factores que han posicionado a este idioma como una forma de comunicación universal. 

La investigación también menciona que el inglés es el tercer idioma más hablado del mundo, pues 340 millones de personas lo tienen como lengua materna, 508 millones lo emplean como segunda lengua y se registran cerca de 1.000 millones de hablantes alrededor del mundo. Adicionalmente en 60 países es considerado el idioma oficial o cooficial.    

Desde hace varias décadas Colombia y en especial la educación privada, que se encuentra al alcance de muy pocos, ha venido incluyendo varias lenguas extranjeras como el francés, el alemán o el italiano, entre otros, pues son conscientes que el dominio de otras lenguas,  especialmente el inglés, incrementa las oportunidades laborales en los futuros profesionales.

En este sentido los avances han resultado significativos para implementar en la comunidad estudiantil un adecuado proceso de formación y aprendizaje. Sin embargo,  aún queda un amplio margen para mejorar los resultados arrojados en el 2014 por las pruebas Saber Pro y Saber 11, los cuales indican que solo el 2% de los bachilleres y el 6,5 % de los universitarios pueden considerarse bilingües.  

Alcanzar el dominio de un segundo idioma como el inglés es un deseo aspiracional de la gran mayoría de personas en el planeta, pues desarrolla un verdadero cambio en la  mentalidad y prácticas de la sociedad y como consecuencia  robustece las habilidades comunicacionales, de computación y de análisis para un progreso personal integral. 

La implementación de las competencias puntuales que otorgan al estudiante la habilidad de dominar un segundo idioma es clave para no quedarse solamente en la generación de conocimiento, por eso se espera a lo largo de los próximos años que se acepten nuevas propuestas por parte de las diferentes instituciones educativas y gubernamentales del país. 

El adecuado aprovechamiento de las diferentes herramientas comunicativas y tecnológicas, como la inclusión de programas novedosos de radio o televisión, brinda la capacidad de marcar un trayecto que conduzca a la democratización de un segundo idioma.

El futuro inmediato se debe centrar en alcanzar una comunicación óptima por medio de metodologías efectivas que lleven a las personas a apreciar la interculturalidad y de esta manera generar una relación recíproca, altamente gratificante.