Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Viernes, 12 de septiembre de 2014

Con estos entrenamientos fraccionados a ritmos variados, las mejoras son evidentes. Sin embargo, hacerlos demasiado rápido puede llevar a un agotamiento. Esto ocurre cuando las repeticiones más largas se hacen a ritmos que corresponden a las cortas, haciendo así un entrenamiento demasiado fuerte para nuestra capacidad real. Para estos la recuperación es clave, pues nos permite saber si el ritmo es el adecuado o no.

Por ejemplo, si un corredor después de un minuto de terminar una repetición no logra bajar 25 pulsaciones es porque va demasiado rápido y, como consecuencia, ese entrenamiento no será bien asimilado. Es normal que se presenten excepciones ya que no todas las series se manejan con la misma intensidad, aunque en realidad conviene manejarlas altas. Además no será lo mismo terminar una repetición a 150 pulsaciones que a 180. En el primer caso será suficiente recuperar unas 20 pulsaciones y con seguridad será en menos de un minuto, pero al terminar con 180 pulsaciones estará bien hacerlo con al menos 30 pulsaciones y con seguridad tardará más de un minuto.

Las repeticiones son un buen indicador. Gracias a estas podremos determinar mejor nuestro estado físico. Cuantas más pulsaciones recupere, significa que se encuentra en mejor condición. Para este tipo de entrenamientos es muy importante hacerlo con un pulsómetro. No se puede comparar nuestra frecuencia con la de otros.

Lo ideal es que las repeticiones se hagan de manera que cada corredor pueda asimilar los ritmos, por eso es importante saber si habrá recuperación corta o larga. Así será posible controlar la intensidad y mejorar en las competencias, acostumbrando al organismo a soportar grandes cargas de ácido láctico. También se incrementará la capacidad cardiovascular y el corazón crecerá trayendo mejor presión sanguínea.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.