Sábado, 24 de agosto de 2013

La semana anterior, en el seno de las comisiones económicas del Congreso de la República, se inició la discusión del proyecto de presupuesto general de la nación a ejecutarse en el año 2014. Sorprendió a los legisladores que en este momento, ad-portas del anunciado paro agrario, el proyecto de presupuesto para el Ministerio de Agricultura y de sus entidades adscritas tuviera una reducción promedio de 32,54% con relación a las partidas que fueron asignadas para este año 2013.

Veamos algunos ejemplos que hablan por sí solos: en el Ministerio de Agricultura, mientras que en la partida de inversión, en el año 2013 se presupuestaron $1.428.871.305.470, el proyecto del próximo año contempla $879.074.696.521, o sea una reducción de 37%; en el ICA, que en presente año se ejecuta una partida de inversión de $179.399.000.000, para el próximo año, el proyecto de presupuesto del Gobierno contempla una partida de $131.567.168.288, o sea 27% menos que el presente año; en el INCODER, el presupuesto que se ejecuta este año, contempla una partida de $411.764.000.000, para el año 2014 el proyecto del presupuesto contempla una partida de $184.765.696.901, es decir una reducción del 55% en el rubro de inversión; en el rubro de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca el presupuesto fue para este año en inversión de $11.369.707.320, para el año 2014 lo proyectado por el gobierno nacional es de $8.891.000.000, o sea una reducción del 21% en la inversión de dicho instituto; la Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras a Despojados, tiene este año, un presupuesto de 4202.918.632.770, para el próximo año el presupuesto de inversión es de $168.160.000.000, o sea hay una reducción del 17%.

En términos totales el presupuesto del Ministerio de Agricultura y de sus entidades adscritas pasa de $2.131.205.991.560 en el año 2013 a $1.437.583.371.833. Contrasta la propuesta de reducción general y especifica que presentó el Gobierno en todos los rubros de inversión, con el aumento en dichos ministerio y entidades adscritas en todos los rubros de funcionamiento. Esto quiere decir que habrá en el sector agropecuario más gasto en burocracia y 32.54% menos en inversión.

No aparece en el proyecto de presupuesto del año 2014 la ayuda del PIC (Protección de Ingreso al Caficultor) que este año es de $830.000.000.000 y, que debe mantenerse en el año 2014, pues difícilmente las condiciones para dicho sector van a cambiar.

El proyecto de presupuesto para el año 2014 presentado a consideración del Congreso de la República, por el gobierno del presidente Santos es realmente un golpe a los campesinos de la patria, a los agricultores y ganaderos y a los pequeños y medianos empresarios que viven del campo, quienes verán reducidas las partidas en los proyectos que ellos desarrollan, los cuales sin la ayuda de los recursos del presupuesto nacional se verán abocados a una situación de pérdidas económicas que puede llevarlos a abandonar sus programas que, a duras penas permiten su subsistencia.

Debe el Congreso de la República, hoy más que nunca, salir en la defensa del sector agrario colombiano, golpeado profundamente por la ausencia del estado en ofrecerle bienes públicos indispensables como la seguridad, tecnología, infraestructura (vías, puestos de salud, educación y capacitación, distritos de riego).

Debe eliminarse por ejemplo, del presupuesto oficial, las partidas innecesarias que se van a destinar a la millonaria propaganda oficial y, que es recurso que cumpliría un papel más noble si se destinara a ayudar a los sectores sociales como es el campesinado colombiano.