Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

viernes, 13 de junio de 2014

Este tipo de lesión aparece cuando se carga el cuerpo con demasiado kilometraje o por utilizar los mismos tenis de entrenamiento por mucho tiempo. Los tendones trabajan permanentemente en el movimiento del cuerpo, así que a mayor exigencia mayor trabajo, lo que resulta en una inflamación del tendón (parte del mecanismo extensor de la rodilla) que une el cuádriceps, la rótula y la tibia. 

Los más propensos a esta lesión suelen los deportistas que preparan una gran distancia (maratón o ultramaratón). Las causas directas más frecuentes son el impacto constante sobre la rodilla, en especial saltando, corriendo en superficie irregular o utilizando tenis sin capacidad de absorber adecuadamente el impacto. La mala flexibilidad del cuádriceps también podría favorecer esta lesión clásica y se podría llamar también lesión por sobreuso.

Por eso antes de preparar una competencia, es importante realizar un buen fortalecimiento y hacer estiramientos antes y después de los entrenamientos.

En cuanto a los síntomas, el principal es el dolor que se siente en cualquier parte del tendón, lo que limita el movimiento de rodilla y garantiza algunos días de total reposo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.