Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

sábado, 17 de mayo de 2014

Los inversionistas venden acciones y compran bonos 
Si bien las ganancias corporativas han permanecido sólidas y los datos económicos han estado indicando una mejora, los inversionistas han estado alejándose de las acciones. Las cifras semanales más recientes muestran que los inversionistas vendieron más de US$9.000 millones en fondos de renta variable. Como viene ocurriendo desde hace un tiempo, las ventas son más intensas entre los líderes del año pasado: las áreas de crecimiento y de impulso del mercado. Un ejemplo destacado es Twitter, que perdió 18% el martes pasado cuando finalizó el período de retención de su oferta pública inicial. Tesla Motors, otro buen ejemplo, ha perdido, cerca de un tercio de su valor desde fines de febrero. 

Si bien el mercado bursátil está atravesando una racha de ventas, está ocurriendo lo contrario en los mercados de renta fija. Los inversionistas siguen invirtiendo dinero en fondos de bonos, lo que ayuda a mantener los rendimientos obstinadamente bajos. Parece que existen varios factores detrás de esto. En primer lugar, aunque la mayoría de los mercados bursátiles desestiman los acontecimientos en Ucrania, la aversión al riesgo está ayudando a impulsar los activos hacia las letras del Tesoro. Según nuestro análisis, el riesgo geopolítico está provocando una reducción de, aproximadamente, 0,25% en los rendimientos.

Además, las medidas y las declaraciones de la Reserva Federal contribuyen a mantener bajos los rendimientos. La semana pasada, Janet Yellen, la presidenta de la Fed, hizo hincapié en las preocupaciones sobre el mercado inmobiliario, interpretando esto los inversionistas como un indicador de que el banco central estaba comprometido a mantener flexibles las políticas.

Algunas áreas del mercado están plenamente valoradas 
Las contradicciones y las tendencias predominantes del mercado conllevan varias consecuencias notables para la inversión. Los rendimientos bajos en los mercados de renta fija hacen que muchos inversionistas se inclinen agresivamente hacia cualquier activo que ofrezca ingresos incrementales. Como consecuencia, una de las áreas del mercado que está comenzando a parecer plenamente valorada es la correspondiente a los bonos de alto rendimiento.

En cambio, a medida que los inversionistas se trasladan hacia áreas relativamente más seguras del mercado bursátil, algunos de los sectores defensivos, entre los que se incluyen la salud, los productos de primera necesidad y los servicios públicos, están comenzando a parecer muy valorados. En nuestra opinión, las acciones del sector de los servicios públicos, en particular, parecen vulnerables.

El año pasado, nos volvimos más cautelosos con respecto al sector de los servicios públicos cuando comenzaron a aumentar las tasas de interés, ya que este sector suele funcionar como un indicador del mercado de bonos. Nos volvimos más optimistas cuando disminuyeron sus valores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.