Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Allison Gutiérrez Núñez - agutierrez@larepublica.com.co miércoles, 25 de noviembre de 2020

Belleza Express argumentó ante la SIC que el solicitante carecía de distintividad intrínseca y extrínseca para evitar confusión

En la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se presentó Fabio Alberto Benjumea para registrar la marca ‘Arrullitos con la Ternura de Mamá’ con la que distinguir productos de la clase tres y 25 de la Clasificación Internacional de Niza, la cual incluye ropa para bebés así como aceites, champús, lociones y demás productos derivados.

Sin embargo, la compañía Belleza Express se opuso al registro del signo para poder proteger en la Superindustria sus marcas Arurrú Naturals, Arurrú Naturals Clinical y Arurrú Alcochonaditas.

La empresa opositora alegó que la marca a registro carecía de distintividad intrínseca y extrínseca en la medida en que no tenía la capacidad de diferenciarse frente a la marca de su propiedad e identificaba productos enmarcados en la categoría de ‘limpieza y cuidado personal para bebés, niños y niñas’.

LOS CONTRASTES

  • Edgar Iván León RobayoAbogado y profesor de la U. Sergio Arboleda

    “Las sílabas de palabras comunes no siempre generan confusión en el público al que va dirigida una marca. Una apropiación de tal naturaleza debe ser analizada en cada caso y más si es un signo mixto”

De igual forma, Belleza Express mencionó que las marcas en conflicto tenían una similaridad fonética y también ortográfica. “El signo solicitado está compuesto por la cadena (r-r-l-l-t-s) y el registrado contiene la secuencia (r-r-r-r). Del mismo modo, la secuencia vocálica es exacta, pues la marca solicitada tiene (a-u-i-o) y la registrada (a-u-u-a-a)”, argumentó la compañía.

Belleza Express también manifestó ante la Superindustria la existencia de una semejanza conceptual entre sus marcas registradas con la solicitante, pues dijo que las dos representaban una misma idea. “Esta es, productos para niños, niñas y pues ambas palabras se traducen en ‘Arrullo’”, manifestó la compañía.
Por su parte, la empresa opositora culminó diciendo que, además de las semejanzas señaladas, la marca Arrullitos con la Ternura de Mamá tenía una conexidad competitiva con su signo pues pretendía distinguir los mismos productos no solo de la clase tres, sino también los instaurados en la clase 25 como son los ajuares, los baberos y las prendas para bebés.

Por su parte, el solicitante Benjumea respondió diciendo que el opositor no podía impedir que las marcas compuestas por una denominación común como lo es ‘Arrullito’ y con una parte gráfica específica fueron registradas ya que la expresión Arrurrú era débil y debía excluirse del cotejo marcario.

Con base a los argumentos señalados y del examen de registrabilidad posterior, la Superindustria explicó que los signos no eran susceptibles de generar confusión ni asociación en el mercado debido a que las configuraciones ortográficas y gráficas permitían su diferenciación tanto fonética como visualmente.

Además, la entidad indicó que aunque las marcas coincidían en el uso de la terminación ‘Arru’, al igual que evocaban el concepto de bebé, existían elementos en el signo solicitado como la expresión ‘con la ternura de mamá’ y componentes gráficos en ambas que hacían posible que el consumidor las pudiera diferenciar en el mercado.

Debido a ello, la Superindustria declaró infundada la oposición de Belleza Express y aceptó el registro de la marca ‘Arrullitos con la Ternura de Mamá’.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.