Bancamía

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria miércoles, 2 de junio de 2021

Aunque la solicitante aseguró que varias marcas usan la palabra ‘mía’, la opositora destacó que adaptan elementos distintivos adicionales.

A la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó la compañía EsMío S.A.S. solicitando el registro de la marca Es Mío (mixta) que buscaba identificar servicios comprendidos en la categoría 35 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota la presentación de productos financieros en medios de comunicación y su venta minorista.

La sociedad Banco de las Microfinanzas Bancamía S.A. presentó un escrito de oposición al registro, acogiéndose a las causales contenidas en los artículos 135, literal b) y 136 literal a) de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

La entidad financiera aseguró que la marca solicitada Es Mío no cumple con las normas de distintividad, perceptibilidad y susceptibilidad de representación gráfica, pues replica casi idénticamente las partículas de las marcas registradas Mía y Bancamía.

“Dada la evidente similitud de los signos y de los servicios que identifican, rogamos rechazar la marca solicitada para registro y declarar fundada la presente demanda de oposición”, agregó Bancamía.

Tras los argumentos expuestos la sociedad EsMío refutó al escrito, asegurando que la parte opositora no puede pretender apropiarse de las palabras “mío” o “mía” pues estas expresiones hacen parte de una partícula débil y la regla dicta que la comparación de marcas debe ser sobre los elementos adicionales que la conforman.

“Existen diferentes marcas que usan las palabras ‘mío/mía’ sin causar confusión en el mercado, de modo que, si éstas han coexistido pacíficamente sin afectar al consumidor, puede así mismo hacerlo la marca solicitada por mi representado”, comentó la sociedad solicitante en su respuesta.

LOS CONTRASTES

  • José JerezAbogado en Cáez Muñóz Mejía

    “La autoridad niega el registro, materializando un claro ejemplo de la protección contra la dilución de la fuerza distintiva de una marca notoria con semejanzas”.

Luego de examinar los elementos expuestos, la SIC determinó que el signo registrado Bancamía hace parte de una familia de marcas que utilizan el vocablo “mío”, por lo que habría un inminente riesgo de confusión y asociación.

“Pese a que la solicitante hace referencia a la existencia de otras marcas que coexisten con las partículas de los signos opositores, omite señalar que éstas cuentan con elementos adicionales, que hacen que los signos resulten diferenciables”, comentó el despacho de la SIC.

Por esta razón, la Superindustria decidió aceptar la oposición de Bancamía y negó el registro de Es Mío (mixta) para la clase 35 internacional.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.