Banco W

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Francisco Campuzano Vélez - jcampuzano@larepublica.com.co miércoles, 19 de mayo de 2021

La SIC dijo que la letra ‘W’, como signo, es de uso común para servicios financieros; La familia de marcas no fue tenida en cuenta

En este pleito de marcas, el Banco W se opuso al registro de una consultora financiera. La marca en cuestión fue solicitada ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) con el nombre W Capital. La solicitante, María Zapata, pretendía con esta solicitud distinguir servicios comprendidos en la clase 36 de la Clasificación Internacional de Niza, que corresponde a la oferta de consultoría de inversión de capital.

A ese registro se opuso la sociedad Banco W S.A., alegando una confundibilidad de marca. Según la compañía, desde el aspecto ortográfico, las marcas comparten una similitud.

Para Banco W, la solicitud reproduce un elemento preponderante en la familia de marcas que ellos protegen, por lo que otorgar el registro atenta con esa distintividad. Solicitaron hacer válida la protección que las familias de marca ostentan.

Afirmaron que, desde el aspecto ideológico, el parecido entre las marcas es evidente. Ya que cualquier usuario de servicios de la clase No. 36, confundirá fácilmente en su mente las expresiones ‘banco w’ y ‘w capital’.

Estas similitudes se traducen en una confundibilidad riesgosa que se agrava cuando se ve que las clases que protegen las marcas de la familia de Banco W (9, 16, 35, 36, 38, 38 y 42) son, no solo complementarias, sino reemplazables.
Resumieron entonces una confundibilidad basada en similitudes ortográficas, fonéticas, conceptuales y visuales, por lo que solicitaron a la SIC negar el registro y reconocer los derechos adquiridos por Banco W por ser familia de marcas.

María Zapata respondió y dijo que los signos no se parecen y explicó: visualmente, no hacen uso de la misma tipografía, letras, colores ni disposición de los colores; ortográficamente, no hay parecido en la cantidad de letras usadas de su solicitud respecto a los de Banco W y su familia.

Solicitó a la SIC conceder su registro, pues no hay un riesgo de que los usuarios de la clase 36 se confundan, pues los signos se distinguen suficiente.

LOS CONTRASTES

  • Sergio Marcelo Cabrera GordilloSocio de Sergio Cabrera Abogados

    “Es desacertada la decisión de la SIC. La familia de marcas del Banco W no fue tenida en cuenta. Es evidente que las marcas enfrentadas son similares y confundibles para los servicios financieros”.

La SIC dijo que, si bien los signos comparten una similitud en la partícula compartida de la familia de marcas de la oposición (W), los signos en su totalidad tienen distintividad.

Ortográficamente, el despacho de la Superintendencia de Industria y Comercio encontró una diferencia en la disposición y en la configuración de la cadena silábica, además de determinar que no hay una similitud entre las palabras ‘banco’ y ‘capital’.

También encontró que la letra W es común en servicios financieros, por lo que declaró infundados los argumentos de Banco W y concedió el registro de la marca W Capital.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.