Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luz Karime Grajales Cardona - lgrajales@larepublica.com.co viernes, 26 de julio de 2019

Productos El Rey perdió la oposición en la Superintendencia de Industria y Comercio

El Castillo de la Preparepa se registró en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) pese a la oposición presentada por la Fábrica de Especias y Productos El Rey.

Luisa Fernanda Gómez López solicitó el registro de El Castillo de la Preparepa para identificar productos de comidas, bebidas, restaurantes, cafeterías y los servicios prestados en los mismos.

La Superindustria concedió el registro argumentando que no existía una semejanza conceptual y otorgando preponderancia a los elementos nominativos de los signos presentados. Por lo tanto, así las marcas confrontadas compartieran la referencia al concepto de realeza, los elementos adicionales en cada signo permitían su diferenciación y generarían en el consumidor una impresión distinta de cada uno, sin peligro de confusión.

Por su parte, Fábrica de Especias y Productos El Rey presentó la oposición sustentada en la semejanza ideológica y conceptual que podía causar confusión en el mercado y la relación con los conceptos de monarquía, soberanía, majestuosidad y realeza que podrían hacer que el consumidor no lograra distinguir correctamente.

LOS CONTRASTES

  • Julio SeneorDirector Seneor Abogados

    “Estoy de acuerdo en que la SIC haya declarado infundada la oposición de El Rey. El hecho de que la marca sea un rey no tiene nada que ver con el castillo en el registro, no se induce confusión, ni conexión”.

De esta forma, la SIC resolvió la solicitud a partir de este concepto “esta dirección estima que el signo solicitado evoca principalmente la prestación de servicios relacionados con la venta de arepas, es decir, servicios de preparación, por lo que un consumidor desprevenido podrá diferenciar dicho signo de la marca notoriamente conocida El Rey, y más aun teniendo en cuenta que resultaría desproporcionado conceder el monopolio del concepto de realeza a un único competidor en el mercado”.

Concediendo así el registro a partir de la aclaración sobre los conceptos ‘rey’ y ‘castillo’ para demostrar la capacidad de discernir del consumidor y sosteniendo que la solicitud tenía elementos suficientes de innovación y diferenciación con El Rey. Finalmente, sin posibilidad de confusión en el mercado y sin que el consumidor corriera riesgo en la elección al decidirse por determinada marca en sus preferencias.

Por eso, la Superindustria garantiza la posibilidad de competir en el mismo nicho de mercado y respeta el derecho de Luisa Fernanda Gómez López para introducir conceptos de relevancia en sus preferencias sin necesidad de catalogarlo como reproducción, o semejanza, ni en los signos gráficos ni en los elementos de carácter nominativo que privilegió el organismo en su decisión final de conceder el registro marcario.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.