El Rey

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria sábado, 10 de abril de 2021

Aunque El Rey alegó similitudes con varias palabras de su lema, Comestibles Dan aseguró que el análisis debe ser del conjunto total

A la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó la compañía Comestibles Dan S.A, solicitando el registro del lema comercial ¡El amor tiene sabor! (nominativa) para distinguir productos identificados en la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota a las carnes, pescados, mariscos, productos cárnicos en conserva y sus derivados.

Tras la solicitud de registro, la empresa Fábrica de Especias y Productos El Rey S.A, presentó oposición, acogiéndose a las causales expuestas en los literales c) y h) del artículo 136 de la decisión 486 de 2000.

El Rey aseguró en el recurso que el lema ¡El amor tiene sabor! tiene un aspecto similarmente confundible con su lema previamente registrado ‘Con el Rey y mucho amor’, puesto que comparte una semejanza ideológica.

“El elemento distintivo del lema comercial de El Rey, evoca en la mente de los consumidores la idea de darles sabor a las comidas, o de sazonar con amor, una ideología envuelta en el lema que buscan registrar”, comentó la empresa.

Luego de la oposición, Comestibles Dan S.A dio respuesta afirmando que los lemas del opositor se encuentran estructurados de forma que la marca El Rey sea la primera impresión, que determine el origen empresarial puntual y correcto.

LOS CONTRASTES

  • Sergio Cabrera Socio de Sergio Cabrera Abogados

    "Es ajustada la decisión adoptada por la SIC en la confrontación de los lemas comerciales. La palabra “amor” es inapropiable, por tanto, su uso en el mercado no origina riesgo de confusión o de asociación".

  • Edgar Iván León Robayo Abogado en Propiedad Intelectual

    "El eslogan acompaña a la marca y permite generar un reconocimiento de la misma en el público al que esta va dirigida. El estudio registral en este caso se compara con el de las marcas y la inscripción dependerá de si existe una diferenciación conceptual con las previamente inscritas y con los demás lemas comerciales".

“Cuando se registra un signo distintivo, el titular adquiere exclusividad sobre el conjunto de palabras que forman el signo, no sobre cada una de las palabras tomadas de forma independiente”, agregó Comestibles Dan a su argumento.

Posterior a los argumentos, la SIC determinó que, aunque los signos comparten semejanzas, conservan varios elementos distintivos.

“La expresión ‘con amor’ y ‘amor’ son usuales para referirse a productos alimenticios y por ello se consideran frases débiles, que deben ser excluidas del cotejo marcario”, aseguró la dirección en su decisión.

Por esta razón, la SIC negó la oposición y concedió el registro a ¡El amor tiene sabor! como lema comercial.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.