Este lunes, 27 de junio, se celebra el Día Nacional del Café. (Colprensa-Cortesía de Juan Váldez).

Sebastian Pinilla - jpinilla@larepublica.com.co Miércoles, 30 de mayo de 2018

Para el trámite, café cami tuvo que suprimir el termino “Colombia” del signo

Rodrigo González Bedoya, solicitó el registro de la marca Café Cami Colombia ante la Superintendencia de Industria y Comercio, sin embargo, la Federación Nacional de Cafeteros, presentó oposición por el uso de la palabra “Colombia”, termino que incluía la marca.

La Federación Nacional de Cafeteros argumentó que el signo solicitado contiene una referencia directa a Colombia, lo anterior quiere decir que existe una vinculación directa entre los productos a los que se aplica la denominación de origen Café de Colombia y los servicios que prestan ambas marcas, esto induciría al consumidor a error o engaño.

Además, agregaron que los servicios de alimentación, servicios de comercialización de alimentos y los productos alimenticios están estrechamente vinculados y que a ellos se aplican varios, sino a todos, los criterios del sector. Es decir, la comercialización en restaurantes y lugares donde se venda el café en bebida y por otro lado está la comercialización del café en supermercados y tiendas en general.

Rodrigo González Bedoya, se defendió diciendo que el consumidor analiza y genera una primera impresión del signo, una idea en su conjunto, y de conformidad con esta procede a adquirir el producto, por lo tanto, no habría riesgo de confusión.

También aclaró que la existencia de algunas letras o expresiones que coinciden entre los signos enfrentados no son suficiente para determinar que se está violando una denominación de origen protegida por la Superindustria.

Tras evaluar la discusión y entender que con el uso de la palabra Colombia se cierran puertas para registrar la marca, el solicitante presentó una modificación del signo y decidió excluir de la denominación la expresión “Colombia” y a si mismo aportó una nueva etiqueta en donde la marca final a registrar sería Café Cami.

Con respecto al tema, Edgar Iván León, profesor de jurisprudencia de la Universidad del Rosario, afirmó que “las denominaciones de origen tienen como propósito identificar la calidad y reputación de un producto en relación con un determinado lugar. Una de las más reconocidas es precisamente Café de Colombia. Por tal motivo, y dada la naturaleza de su protección y la importancia que tiene para el país, no es factible registrar una marca de café que incluya sus elementos, pues iría en contravía de los derechos de que dispone su titular”.

La Superintendencia de Industria y Comercio, después del cambio realizado por el solicitante declaro infundada la oposición de la Federación Nacional de Cafeteros y le concedió el registro de Café Cami a Rodrigo González Bedoya.

Café Cami, tiene el permiso para comercializar servicios de venta minorista o mayorista de café, té y cacao. Además, de usar Achicoria (sucedáneo del café) y todos los derivados, para diferentes productos, que pueden ser vendidos en cafeterías y restaurantes del país.

Esta marca tendrá la vigencia a partir de 2018 y por 10 años más para usar el signo.