Metro

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co miércoles, 15 de abril de 2020

El signo solicitado logró demostrar que tenía suficiente distintividad para no causar confusión en el mercado a los consumidores

La marca Trululu se ha caracterizado en el mercado por su amplia variedad de gomitas, con tamaños, formas y colores distintos. En esta ocasión, su titular, Borgynet International Holdings Corporation presentó la solicitud de registro de Gomitas Trululu Aros dentro de la Clase 30 de Niza, en la cual se distinguen, entre otros, productos de confitería.

Sin embargo, Colombina presentó oposición a este registro con el argumento de que la forma de la goma que se mostraba en el empaque y la etiqueta “carecía de toda distintividad”.

“Parece que pretende obtener exclusividad sobre el diseño de las gomas en ella incluida y sobre la expresión Aros. Por lo tanto, no se debe conceder ningún derecho exclusivo sobre la forma de los aros, ni sobre la expresión, pues son de uso común”, añadió la opositora.

Por su parte, Trululu señaló que la expresión central dentro del signo solicitado no tenía un significado sino que hacía parte de un elemento imaginativo, por lo cual generaba un impacto diferente en el público. Además, de que se trataba de una marca que en dos ocasiones había sido declarada como notoria, lo cual le otorgaba distintividad al signo solicitado.

Luego de esto, la SIC procedió a realizar un análisis de las causales de irregistrabilidad invocadas por la oposición de los literales b y c de la Decisión 486, que hacían referencia a la falta de distintividad y al registro de marcas tridimensionales. Sin embargo, encontró que ninguna se cumplía en este caso.

“La marca solicitada no busca obtener la protección de la forma del producto que pretende distinguir, dado que no se trata de un signo de naturaleza tridimensional. Por el contrario, se trata de un signo que por su naturaleza mixta incorpora elementos nominativos y gráficos que le imprimen distintividad”, añadió la SIC.

Finalmente, y al no encontrarse ningún otro impedimento, la Dirección declaró infundada la oposición presentada por Colombina y le otorgó el registro a la marca de Gomitas Trululu por diez años.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.