Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co sábado, 14 de noviembre de 2020

La SIC evidenció que la marca de Quala no era un signo oficialmente notorio y que ambas contaban con elementos para diferenciarse

La marca capilar Nutribela de la compañía Quala hizo presencia en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para oponerse al registro del signo Natubella de Leidy Natalia Trejos, que pretendía distinguir productos de la clase tres de la Clasificación Internacional de Niza como bálsamos, cremas y lociones capilares.

Nutribela argumentó ante la SIC que su marca era notoriamente conocida en el mercado colombiano y que después de más de cincos años de su comercialización, su participación en el mercado de tratamientos capilares se encontraba entre 53% y 59%, según datos de Dunnhumby.

Debido a eso, señaló que de acuerdo con los artículos 225 y 226 de la Decisión Andina de 2000, sus signos Nutribela y Nutribela10 debían ser protegidos contra cualquier “reproducción, imitación, traducción, transliteración o transcripción total o parcial respecto de productos idénticos o similares, pero también respecto de productos diferentes a los que se distinguen en el mercado”.

LOS CONTRASTES

  • Luisa PérezAbogada en Buriticá Abogados

    “De haber acreditado en debida forma la notoriedad de la marca, la imposibilidad de coexistencia se materializaría. Como este supuesto no ocurrió, los elementos del solicitante lograron el registro”

Debido a ello, expresó que el signo solicitado tenía similitud ortográfica con su su marca toda vez que reproducía siete de sus nueve letras. También mencionó que había una semejanza fonética entre las marcas pues ambas “iniciaban con la letra ‘N’, tenían la misma consonante ‘T’y terminaban con la expresión idéntica ‘Bela’ o ‘Bella’”.

Por su parte, el solicitante dijo que el prefijo ‘Natu’ era de uso común en la clase tres donde se hallaban 500 productos y empresas con dicha terminación, al igual, que lo era el prefijo ‘Bella’. “Estamos frente a términos que son genéricos y débiles que permiten conceder el registro”, aseguró Natubella.

En su examen, la SIC evidenció que la marca de Quala no era un signo oficialmente notorio y que ambas contaban con elementos adicionales para diferenciarse. Para el Despacho, al ser pronunciados los signos no había similaridad, pues no presentaban coincidencias vocálicas ni compartían la mayoría de sus letras.

Por lo que la SIC decidió negar la oposición interpuesta por Nutribela y concedió el registro a Natubella.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.