Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diego Andrés Stacey Salazar - dstacey@larepublica.com.co jueves, 22 de julio de 2021

La Dirección de la Superindustria encontró que ambos signos son similarmente confundibles y que puede haber riesgo de confusión

A la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se presentó la sociedad Memiem S.A.S. para solicitar el registro de la marca Mil Min para distinguir productos de la clase 30 y 35 de la Clasificación, que denotan productos de pastelería y confitería.

Ante la solicitud, Société des Produits Nestlé S.A. presentó oposición basada en los literales a) y h) del artículo 136 de la Decisión 486 de 2000.

“La marca Mil Min (Mixta), que pretende registrarse, presenta coincidencias ortográficas, fonéticas y visuales con la marca notoria Milo, lo cual genera un inminente riesgo de confusión y/o asociación al estar dirigida a productos vinculados. También se presenta un eventual riesgo de dilución y aprovechamiento del prestigio de la marca notoria”, argumentó Nestlé.

La sociedad también puso de ejemplo otros casos como el de las marcas Milatto, Milatti y Milato, que fueron negadas por la SIC, para hacer una comparación con Mil Min porque, en esos casos, la expresión “Mil” es la predominante del nombre y es “la que el consumidor más fácilmente retiene y recuerda”.

Memiem S.A.S. no dio respuesta a la oposición presentada por Nestlé durante el tiempo correspondido.

Para la determinación, la Dirección de la SIC debía tener en cuenta que Milo seguía siendo una marca notoria en las clases 30 y 32 de la Clasificación, pues su estatus se había vencido apenas tres meses antes.

Realizando una comparación entre los signos, la Dirección encontró que “los signos analizados Mil Min/Milo son similarmente confundibles, máxime cuando los puntos alrededor de la expresión solicitada pueden generar que se pronuncie como Milo Min”.

La SIC encontró que el elemento verbal era el predominante en ambas marcas, por lo que, al resultar ortográfica y fonéticamente similares, el consumidor podría ser inducido a un error y confundir el origen empresarial de ambos signos, creyendo que Mil Min es una nueva línea de negocio de Milo.

En el estudio se encontró también que, además de las similitudes del nombre, existe una conexión competitiva por los productos alimenticios que el solicitante pretendía comercializar.

La SIC falló a favor de Nestlé y le negó el registro a Mil Min por las razones expuestas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.