Moviired

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Diego Alejandro Ospina Henao

miércoles, 7 de septiembre de 2022

La entidad registró la marca debido a que la solicitante cuenta con los suficientes elementos diferenciadores dentro del mercado

Eduardo Sardi Acevedo se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) con el fin de solicitar el registro de la marca Mobi Pay (mixta) para distinguir productos y servicios comprendidos en las clases 9 y 36 de la Clasificación Internacional de Niza, que denotan software, software informático descargable para uso en cuanto monedero electrónico y software informático descargable para uso en cuanto monedero digital, en la clase 9; y servicios de pago por billetera electrónica y servicios de pago electrónico, para la clase 36.

Luego de la solicitud, Moviired S.A.S. presentó oposición, para todas las clases solicitadas, con fundamento en la causal de irregistrabilidad establecida en el artículo 136 de la Comisión de la Comunidad Andina.

LOS CONTRASTES

  • Ángela Amaya Socia de Amaya Propiedad Intelectual

    “Fue declarada infundada la oposición presentada al signo solicitado Movi Pay porque, al analizarlo en su conjunto, cuenta con elementos suficientes que le aportan distintividad”.

La empresa opositora cuenta con el registro previo de la marca Movii. “Es necesario resaltar que estos signos conforman una familia de marcas en la que la expresión predominante es ‘Movii’, la cual, como se ampliará más adelante, tiene una protección reforzada, como lo ha manifestado tanto el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina”, argumentó.

Además, recordó que Movii tiene una amplia notoriedad en el mercado y los consumidores la distinguen fácilmente, y cuenta con una “protección reforzada” por el reconocimiento de sus clientes, que podrían presentar confusión con la marca solicitada.

Dentro del término concedido, Eduardo Sardi Acevedo respondió a la oposición diciendo que “el término “Movi” es de uso común y no puede ser apropiable por un solo titular de marcas”. Además, anotó que la expresión ‘Mobi’ hace referencia a la movilidad, por lo que es diferente a la opositora y que, en todo caso, las expresiones en conflicto deben analizarse en su conjunto, sin descomponerlas.

Tras revisar los argumentos, la SIC realizó un análisis de los elementos de cada signo y encontró que, a pesar de que comparten la expresión Movi, esta es de uso común para las clases 9 y 36, por lo es débil. Además, agregó que la solicitante cuenta con otro elemento, ‘Pay’, que tiene colores diferentes y una tipografía distinta a la de la opositora, por lo que pueden convivir dentro del mercado sin riesgo de confusión.

Por estos motivos, la SIC concedió el registro de la marca Mobi Pay a su solicitante y negó la oposición de Moviired, aunque recalcó su notoriedad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.