Gestión

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co viernes, 13 de marzo de 2020

La marca opositora pretendía distinguir productos de perfumería y aceites, entre otros de las clases 3 y 44 de la Clasificación Niza

Natura es una comercializadora de origen brasileño que abrió en 1969 y que, hasta la fecha, se ha consolidado como una de las marcas de cosméticos más grandes alrededor de América Latina.

Entre las marcas más reconocidas de la compañía se encuentran algunas como: Ekos, que tiene cremas y aceites corporales; Tododía, jabones con fragancias naturales; Fotoequilibrio, una línea de protectores solares y productos para el cuidado de la piel; Chronos, con productos para el tratamiento de la piel; y Faces, de maquillaje.

En esta oportunidad, la compañía brasileña se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) con el fin de presentar oposición ante el registro de la marca Verde Natura, solicitada por Blanca Giraldo y Gladis Del Socorro Yepes, con la cual se pretendía distinguir productos en las clases tres y 44 de Niza.

Estas hacen referencia a productos de perfumería, aceites esenciales, cosméticos no medicinales y tratamientos de higiene y de belleza, entre otros contenidos en las mismas dos denominaciones.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos UribeSocio en Triana, Uribe & Michelsen

    “Natura no está registrada en clase tres. En esa medida, logra un proceso de distintividad adquirida y se refuerza con la familia de marcas para pensar que la Superintendencia tomó una buena decisión”.

La oposición señaló que ambos signos tenían “conexidad competitiva al tener la misma naturaleza y finalidad, encontrarse dirigidos a los mismos consumidores, por lo que comparten los mismos canales de comercialización y publicidad”.

Además, Natura Cosméticos dijo que al tratarse de una familia de marcas se debía “proteger de manera especial” debido a que la reproducción mediante el registro de la marca Verde Natura podía inducir al error en los consumidores.

Ante ello, los solicitantes aseguraron que la palabra ‘natura’ era de carácter débil si se tenía en cuenta que había sido usada con anterioridad dentro de otros registros. “Contrario a lo afirmado por el opositor, el derecho que tiene sobre su marca no es absoluto, sino que adolece fatalmente de debilidad”, concluyeron.

Luego de esto, la Superindustria realizó el examen de irregistrabilidad, en el que se recibió documentos probatorios por parte de Natura, con los que se buscaba fortalecer su recurso de oposición, además de confirmar sus declaraciones de que era una familia de marcas.

Al realizar el análisis comparativo, la Dirección encontró que entre el signo solicitado Verde Natura y la familia de marcas Natura existía una similitud que podía conllevar a la confusión, puesto que eran “ortográfica, fonética y conceptualmente similares”.

Igualmente, se encontró que había una conexidad competitiva entre las marcas cotejadas y que, por lo tanto, se cumplían causales de irregistrabilidad. Debido a ello, para velar por los derechos de la compañía Natura, la SIC declaró fundada su oposición y se le negó el registro al signo solicitado por Giraldo y Yepes, Verde Natura.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.