Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co sábado, 21 de noviembre de 2020

Según la entidad, la solicitante pretendía identificar productos similares a los suyos como servicios educativos

En este pleito marcario, Comfama y Proantioquia se presentaron ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para solicitar el registro de la marca ‘CEM: Centro de Estudios de la Empresa Micro’ con la que distinguir servicios comprendidos en las clases 41 y 42 de la Clasificación Internacional de Niza, es decir, celebración de conferencias educativas y alojamiento de información, entre otros.

Sin embargo, la Universidad CES se opuso al registro para defender su marca denominativa previamente registrada CES. Según la entidad educativa, la solicitante pretendía identificar productos similares y conexos a los suyos como educación, formación, esparcimiento, actividades deportivas y culturales, lo cual constituía las dos principales causales de irregistrabilidad: la semejanza de tipo visual y la de tipo gramatical entre los signos.

A este pleito se sumó posteriormente Coomeva, entidad que argumentó que el registro de la marca solicitada reproducía fonética, ortográfica y conceptualmente su signo ya registrado CEM, por lo que la SIC debería negar el registro.

Por su lado, el conjunto de empresas antioqueñas afirmó que en primer lugar la marca que pretendían registrar solo compartía dos letras idénticas con el signo ya registrado por la Universidad CES y que, adicional a ello, era imposible eliminar del examen los elementos adicionales que componían su marca, pues en el caso de las similitudes con Coomeva, ahí era donde estaban las diferencias entre los signos.

Luego de revisar los argumentos, la SIC halló que en los dos casos de oposición no había riesgo de confusión entre el público consumidor pues, como lo afirmó la marca solicitada, los elementos adicionales sí eran relevantes y dotaban de total distinción a este signo de los previamente registrados. Debido a ello, la entidad declaró infundadas las dos oposiciones y otorgó el registro a la marca ‘CEM: Centro de Estudios de la Empresa Micro’.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.