Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co lunes, 30 de octubre de 2017

Sic declaró infundadas las oposiciones de Uniarroz y de Plata y Argüello y Cía

A pesar de que algunos pleitos marcarios se solucionan rápidamente, otros, como el que recientemente zanjaron la Organización Terpel S.A. y la Unión de Arroceros S.A.S., mejor conocida como Uniarroz, y Plata y Argüello, tardó cuatro años en resolverse ante la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

El conflicto empezó en septiembre de 2011, cuando Terpel, el distribuidor colombiano de productos derivados del petróleo y gas, presentó ante la SIC la solicitud del signo ”Supremo 100%”, para distinguir productos y servicios comprendidos en las clases 29, 30, 35 y 43 de la Clasificación de Niza.

En ese momento, Uniarroz presentó su oposición en el pleito y argumentó que este signo podía confundirse con el nombre de uno de sus productos, el cual era reconocido como marca notoria: Arroz Supremo, el cual pertenece a una familia de marcas bajo la titularidad de Uniarroz.

Al mismo tiempo, Plata y Argüello y Cía, una compañía santandereana dedicada a la elaboración de productos de panadería, presentó su oposición con fundamento en la supuesta similitud y confundibilidad del signo solicitado con su marca Suprema.

El signo solicitado por Terpel era una marca mixta compuesta por un círculo color naranja con una imagen de una taza de café y las expresiones Supremo y Calidad 100%. Con esta marca, la compañía esperaba identificar diferentes productos alimenticios en las tiendas Altoque, una serie de establecimientos ubicados en las estaciones de servicio de carretera, en donde las personas pueden adquirir alimentos.

La SIC revisó el caso y definió que cada una de las marcas, al ser analizadas como conjunto, contaban con elementos que las diferenciaban de las otras. Así mismo, sostuvo que el reconocimiento de Supremo como signo notorio se dio en otras fechas distintas a la del caso, por lo que invalidó este argumento.

LOS CONTRASTES

  • Andrea DonatoGerente General de Consulting Group marado

    “El caso en estudio resulta complejo, ya que la SIC, con el tiempo, ha concedido registros marcarios con expresiones semejantes pero a diferentes empresarios; situación que refleja esta clase de conflictos”.

La gerente general del Consulting Group Marado, Andrea Donato, resaltó que en estos casos es importante considerar que existen signos notorios frente a otros y que la similitud entre los signos que se conceden y tienen características en común pueden llevar a que se asuma un origen empresarial erróneo.

“El caso en estudio resulta complejo, ya que la SIC con el transcurrir del tiempo ha concedido registros marcarios con expresiones semejantes pero a diferentes empresarios; situación que refleja esta clase de conflictos marcarios”, explicó Donato.

Antecedentes:
En septiembre de 2013, Terpel solicitó ante la Superintendencia de Industria y Comercio el registro de la marca Supremo 100%, un signo con el que esperaba identificar productos y servicios las clases 29, 30, 35 y 43 de la Clasificación Internacional de Niza, para comercializar en los establecimientos Altoque, una cadena de tiendas ubicadas en sus estaciones de servicio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.