Foto por: Alpina

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Francisco Campuzano Vélez - jcampuzano@larepublica.com.co jueves, 18 de marzo de 2021

La SIC destacó la notoriedad de marca de la familia Yogo que alegaba Alpina, pero aseguró que esta no la acredita desde 2017

Alpina, reconocido fabricante de productos lácteos en el mercado nacional, se enfrenta en este pleito de marcas a una importante empresa del sector farmacéutico.

A la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se presentó la sociedad JGB S.A., con el objetivo de registrar la marca Yoga All Natural (mixta), para distinguir productos comprendidos en la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza.

A ese registro se opuso Alpina Productos Alimenticios, propietaria de la familia de marcas que sometieron a cotejo: Yogo Yogo. De hecho, no es la primera vez que enfrenta la marca de yogures ante la SIC.

Para Alpina, la solicitud de JGB, al coexistir con la familia de marcas opositora, se estaría aprovechando injustamente del esfuerzo que ellos han hecho para lograr la distintividad de la familia Yogo. Explicaron que la marca solicitada tiene conexidad competitiva con Yogo.

Dijeron que las similitudes que hay entre ambas marcas, desde lo ortográfico, gráfico y fonético no permite una diferenciación, pues de las cuatro letras de Yogo, Yoga reproduce tres.

También destacaron que la expresión Yogo ha sido posicionada con éxito en el mercado desde hace tiempo, lo que le ha otorgado el nivel de marca notoria, por lo que debería gozar de una protección especial.

JGB dejó claro desde un principio que es pretencioso asumir que la partícula ‘yogo’ pueda ser usada exclusivamente por el opositor, por tanto, es una mera abreviación a la palabra yogur, ampliamente utilizada para productos lácteos de la Clase 29. En ese sentido, insistieron que Alpina debe tolerar que otros registros se concedan con ese prefijo.

LOS CONTRASTES

  • Édgar Iván León RobayoProfesor de la Universidad Sergio Arboleda

    “Una sola letra puede confundir o distinguir dos signos. Sin embargo, la marca solicitada tiene dos expresiones adicionales y un color que la hace única y registrable”.

Hicieron un estudio de archivo de la SIC y encontraron que ya hay varias marcas que usan la partícula ‘yogu’, ‘yogo’ y ‘yoga’, y que éstas ya coexisten en el mercado sin problema.

Precisaron que Yoga no hace referencia a yogur, sino a una serie de disciplinas físico-mentales originales de la India, destinadas a conseguir la perfección espiritual y la unión con lo absoluto; “son cosas muy distintas”, afirmaron.

La Superindustria hizo un análisis desde varias aristas. Por un lado, evidenció que aquella marca que alegue notoriedad está obligada a probarlo ante el despacho, cosa que, tras una investigación arrojó que Yogo no tiene notoriedad desde 2017.

Sumado a lo anterior, y tras un análisis nominativo y gráfico, la SIC determinó que sí hay distintividad de los signos en cotejo, lo que hará posible que su coexistencia sea pacífica. Por esos planteamientos, fue concedido el registro de la marca Yoga All Natural (mixta).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.