Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Xiomara Mera sábado, 1 de octubre de 2016

Aunque el cumplimiento del cronograma planteado para la desmovilización y dejación de armas se puso en duda cuando el abogado de la guerrilla, Enrique Santiago, le dijo a varios medios de comunicación que este sólo se iniciaría el protocolo después que entrara en vigencia la ley de amnistía, con este acto la guerrilla empezó su cuenta regresiva para implementar lo pactado en la Habana.

Dentro de las negociaciones se acordó que la dejación de armas se llevaría a cabo dentro de unos plazos establecidos a partir de la firma del acuerdo final; quedando estipulado que a los 90 días las Farc entregarían el 30% del armamento que poseen, a los 120 días 30% más  y a los 150 el 40% restante para que de esta manera a los 180 días, el proceso este completo en su totalidad.

Para el subdirector de la Fundacion Paz y Reconciliación, Ariel Ávila,  “no tiene la dudas que el cronograma pactado se cumplir pese a los contratiempos”.

Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno, explicó mediante un video en Youtube que la ONU  tendrá entre 400 y 500 delegados para verificar que cumplan las obligaciones.

Las labores de verificación arrancaron en la sede nacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, en Bogotá, donde hacen presencia por el momento  36 delegados, nueve de las  Fuerzas Armadas de Colombia, nueve de las Farc y 18 de la ONU.

Además de esto, delegados de las tres partes involucradas también estarán desde el próximo lunes  en las sedes regionales ubicadas en Florencia, Popayán, San José del Guaviare, Valledupar y Villavicencio.

Cabe recordar que estos delegados tienen como objetivo trabajar en el  Monitoreo y Verificación del Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo; además de hacer la planeación y coordinación logística de las sedes  regionales, las zonas veredales y los puntos transitorios de normalización.

Finalmente, De la Calle indicó que los cerca de 7.800 hombres  que integran las Farc entrarán en programas de ocupación laboral con empresas privadas, como guardabosques y como parte del cuerpo de seguridad que tendrán los jefes desmovilizados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.