Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Viernes, 6 de diciembre de 2013

A Isagro Colombia S.A.S. solo le queda el Consejo de Estado en su intención de registrar su marca homónima de fertilizantes Complex Cal 40. La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, no le concedió la distinción a raíz de la oposición de Disagro Guatemala.

En primera instancia, la solicitud le había sido negada a mediados de este año por la Dirección de Signos Distintivos de la SIC. Por eso presentó con su abogada la apelación, pero el superintendente delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño Fernández, confirmó el 27 de noviembre la decisión.

La petición para amparar a Complex Cal 40 estaba dirigida la clase 1 internacional de Niza: productos químicos para la industria, la ciencia y la fotografía, así como para la agricultura, la horticultura y la silvicultura; resinas artificiales y materias plásticas en bruto; abonos para el suelo; composiciones extintoras; preparaciones para templar y soldar metales; productos químicos para conservar alimentos; materias curtientes.

En este trámite también participó Abonos Colombianos S.A., Abocol. Sus observaciones no fueron tenidas en cuenta por la Superindustria, en ninguna de sus dos instancias, a diferencia de la posición de Disagro Guatemala. Las tres compañías son competidoras del mercado de los insumos agrícolas.

La solicitante del registro es filial de la italiana Isagro. El grupo tiene además operaciones directas en España, India y Estados Unidos, y de desarrollo y comercialización en Grecia, Vietnam, China, Brasil y Cuba. En el país estableció en mayo de 2005 su representación legal y a finales de 2011 se constituyó Isagro Colombia, tras la adquisición total de la local Barpen International.

Su opositora, Disagro Guatemala, es una multilatina que opera en Colombia a través de su fundación Precisagro. Según indica en su web, provee al año cerca de 2.000.000 de toneladas de fertilizantes a su mercado natural, México, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Y Abonos de Colombia, Abocol, data de 1960, aunque 12 años después su nombre se mantuvo para la fusión con Amocar. Ambas, fundadas por Exxon. Su últimas movidas consistieron en adquirir a Fosfatos de Boyacá y Fertitec, esta última localizada en Panamá y Costa Rica.

Solo una contraparte fundada
Las oposición se centraron en las similitudes entre los signos Isagro y Complex, y dos marcas registradas previamente por Disagro Guatemala y Abocol.

En su respuesta, la italiana insistió en que la distinción sí debía ser otorgada porque los nombres Isagro y Disagro han coexistido y coexisten en relación con los productos agrícolas (fertilizantes y abonos de la clase 1, y herbicidas y pesticidas de la clase 5). “El consumidor ya se encuentra familiarizado con las empresas y sus productos”.

Las expresiones enfrentadas por la Superintendencia con la requiriente del registro, fueron Conplex de Abocol y la homónima de Disagro. Para este caso, el organismo tuvo en cuenta la prevalencia del aspecto nominativo: la pronunciación y escritura.

Ya en el cotejo, las conclusiones fueron dos. Por un lado, tanto las delegaturas de Signos Distintivos como la de Propiedad Industrial coincidieron en que Isagro Complex Cal 40 puede asemejarse a Disagro, tanto visual como ortográficamente.

“La confusión puede darse por virtud de que el signo solicitado presenta una reproducción del opositor”, sostuvo la SIC, para quien es evidente el riesgo para el cliente, a diferencia de lo argumentado por Isagro. “Sin duda pensará que se trata de una nueva línea de productos de la sociedad titular de la marca opositora (Disagro)”.

No ocurrió lo mismo con Conplex de Abonos Colombia. La SIC destaca que las diferencias respecto a Isagro Complex Cal 40 es la primera palabra que conforma el signo. Complex es evocativa de composición, máxime si se tiene en cuenta que el término siguiente hace referencia a un compuesto que contienen los productos. Por su parte, Conplex no refiere nada en particular.

Otro motivo de negación para Isagro es la relación con los insumos que comercializa. No solo porque pertenecen a un mismo género de productos, sino porque son distribuidos en los mismos canales. Los fertilizantes complementan igualmente a otra de las clases de Niza en las que Disagro tiene registro: 5, referente veterinarios; para la destrucción de animales dañinos; fungicidas, herbicidas.

“Los consumidores terminarían atribuyéndoles un mismo origen empresarial, al encontrar la coexistencia de los signos en el mercado, afectado el derecho del titular y la libre elección de los compradores en el ámbito comercial, además de cualquier vicio que pueda inducirles a error”, concluye la Súper.

La opinión

José Luis Londoño Fernández
Superintendente delegado para la Propiedad Industrial

“El uso de un nombre comercial, si bien configura en favor de su titular el derecho a presentar oposiciones a registros marcarios similares o idénticos, no constituye presupuesto legalmente válido para la obtención de un registro marcario”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.