Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co miércoles, 26 de febrero de 2020

Según el informe, Colombia tiene falencias en la implementación del acuerdo de paz, así como altos índices de corrupución y desigualdad

En una conferencia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, el representante Alberto Brunori recalcó que, desde 2016, Colombia ha aumentado sus índices de corrupción  y desigualdad. "En cuanto a la corrupción, el ACNUDH recibió información relacionada con posibles casos involucrando a miembros de la Policía y del Ejército en Amazonas, Antioquia, Caquetá, Chocó, Cauca, Cesar, La Guajira, Magdalena, Nariño, Huila, Putumayo y Valle del Cauca", expresó Brunori.

La pobreza también ha aumentado 1,8%, sobre todo en las zonas rurales del país. La Alta Consejería sugirió al Estado ofrecer más apoyo para garantizar los derechos económicos, sociales y culturales a la población.

Según el representante, Colombia se encuentra entre los tres países con mayor nivel de desigualdad en América Latina con un coeficiente de Gini de 0,51. También recalcó que, si el crecimiento del ingreso y la distribución de la riqueza siguen manteniéndose en el mismo índice observado entre 2008 y 2017, Colombia no alcanzará el Objetivo de Desarrollo Sostenible de reducir la pobreza extrema al 3% para 2030.

La salud se ha visto fuertemente afectada  por la corrupción. Según la Fiscalía General de la Nación, este sector tuvo un desfalco de 295 millones de dólares. Aunque para diciembre de 2019 había un total de 24 proyectos de ley anticorrupción, el Congreso solo aprobó 4 de ellos.

La violencia hacia la población es otro tema que preocupa a la ONU. En el país se registran a diario abusos de la Fuerza Pública contra la ciudadanía. El ACNUDH manifestó preocupación por las detenciones arbitrarias ocurridas durante el Paro Nacional de noviembre y diciembre del año pasado. "Esta medida otorga facultades discrecionales a la policía para limitar el derecho a la libertad personal, tal y como fue observado por el ACNUDH, el 7 de diciembre, durante una protesta pacífica y silenciosa en el aeropuerto de Bogotá. Según la Policía, entre el 21 de noviembre y el 12 de diciembre, 1662 personas fueron detenidas a nivel nacional en aplicación de esta medida", expresó.

El Alto Comisionado tiene su atención en otro de los graves problemas que aqueja al país: el riesgo constante al que están expuestos líderes y defensores de los derechos humanos. Brunori afirmó que"en 2019, el ACNUDH documentó 108 asesinatos de personas defensoras de derechos humanos, incluyendo 15 mujeres y dos integrantes de la población LGBTI".

A la  crisis anterior se suma la violencia de género. La tasa de violencia sexual se estima en 52,3 víctimas por cada 100.000 habitantes. Creció 4.20 puntos respecto a 2017. Un 85,6% de las víctimas fueron mujeres, 14,4% hombres; la edad promedio de las víctimas fue de 12 años.

Uno de los puntos clave del informe presentado por Brunori fue el proceso de paz. El Alto Comisionado mostró preocupación por las disidencias de las Farc que han optado por retomar las armas. Sin embargo, expresó que sí hay un avance por parte de la JEP. "Durante 2019, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (CEV) recogió aproximadamente 5500 testimonios de víctimas y sus familiares, lo que ha contribuido a una mayor comprensión del conflicto armado. La CEV promovió, con la participación del ACNUDH, actividades dirigidas a fomentar espacios de no repetición", dijo el representante.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.