Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Viernes, 18 de octubre de 2013

Luego de que Alquería lo hiciera a finales de agosto, Alpina Productos Alimenticios se convirtió en la segunda empresa opositora del comercial de la Cooperativa Lechera de Antioquia, Colanta, que presenta a su leche como la única pura y sin mezclas del mercado nacional.

En el auto, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ordenó “a título de medida cautelar” que Colanta “detenga inmediatamente la difusión” de la publicidad ‘En busca de la leche pura y sin mezclas’, “a través de todos los medios en que esté llevando a cabo esa difusión”.

El polémico promocional muestra una serie de empaques de leche sometidos a una prueba con detector de mentiras, la cual es realizada por un experto en este tipo de procedimientos y tiene como fin determinar si los productos evaluados carecen de mezclas de lactosueros o leche en polvo, y si verdaderamente tienen origen colombiano.

La propaganda comercial finaliza en que la prueba es superada solo por la leche de Colanta, la cual es reconocida como la única que sí es “pura, sin mezclas ni lactosueros”, por lo que se anuncia como conclusión que “la búsqueda terminó”.

En su solicitud, Alpina dice sentirse “involucrada” en forma directa al incluir una caja de leche “caracterizada por unos accesorios azules”. Y sostiene que el mensáje erróneo difundido por Colanta “mantiene su vigencia” en las declaraciones que su gerente, Jenaro Pérez, entregó a LR y fueron publicadas en su edición del 23 de agosto: que a Colombia se ha importado una cantidad considerable de leche en polvo y de lactosuero para mezclarlos con leche fresca para lograr mayor rendimiento y utilidad.

A través de un vocero de comunicaciones, la accionante manifestó a LR que prefiere que las razones de queja se den a conocer a través de lo expuesto en el documento de la Superintendencia de Industria y Comercio.

En ese, se lee que Alpina consideró que dicho comportamiento configuró los actos de competencia desleal de engaño, descrédito y comparación. Y al igual que Alquería, pidió que el cese inmediato del comercial en cuestión. No obstante, también requirió que cualquier funcionario de Colanta “se abstenga de emitir declaraciones engañosas y desacreditantes”, y que la cautela decretada sea dada a conocer a “diversos medios de comunicación”.

Afirmación no es real
Luego de analizar las pruebas aportadas por Alpina y compararlas con el contenido de la publicidad, la delegatura para Asuntos Jurisdiccionales de la Superintendencia concluyó, “con carácter preliminar”, que el atributo de puro otorgago por el comercial al producto de Colanta no corresponde con la realidad.

“Como se aprecia en la muestra, ese producto, además de leche entera, contiene estabilizantes (polifosfatos de sodio y potasio), vitaminas A y D3”, indica el auto 28002 proferido el 30 de agosto, fecha para la cual el mensaje continuaba en el mercado, a pesar de que entonces ya había una primera medida cautelar con base en la solicitud de Alquería.

Y agrega que si el concepto de pureza debe establecerse bajo los parámetros del promocional, este tampoco “se adecuaría a la realidad”, porque un análisis del laboratorio Tecnimicro y una ficha técnica suscrita por el área de Asuntos Regulatorios de Alpina, indican “que dentro de los componentes del producto no se reporta la presencia de lactosueros o leche en polvo”.

La decisión resalta que la gravedad e inminencia del peligro que supone el comportamiento desleal tamién fueron verificadas. “En la medida en que el mensaje, además de poder afectar considerablemente la decisión de compra del consumidor, ha tenido un nivel de difusión amplio, incluyendo reconocidos canales de televisión durante importantes horarios”, señala el anuncio, que “ya no tiene ningún sentido” para el gerente de Colanta, Jenaro Pérez, porque esta ya fue había sido cumplida.

María Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Andi,sostuvo que aunque se deben esperar por los resultados de las investigaciones y en ambos casos hubo dos medida preventiva, “la conclusión es que todos los empresarios deben actuar con lealtad y veracidad. No sólo por proteger el derecho a la competencia, sino también a los consumidores”.

La opinión

Jenaro Pérez
Gerente de la cooperativa de lecheros – colanta

“Esa medida no tiene ningún sentido, porque ya se había decretado y cumplido la misma por petición de Alquería. Por consiguiente, a la fecha carece de objeto en la actualidad, por tanto no hay nada que cumplir”.