Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Viernes, 26 de septiembre de 2014

Según la Sala, Jaramillo habría violado el deber profesional de diligencia, pues participó activamente en la aprobación de cupos otorgados a clientes denominados en Interbolsa como Grupo Corridori, para que se celebraran operaciones sobre la acción de la compañía Fabricato, durante un largo periodo de tiempo. 

Mediante la Resolución No. 16 del 15 de septiembre de 2014, se da a conocer que Jaramillo sabía de los excesos en que venían incurriendo esos clientes en el manejo de cupos; estaba enterado de los saldos a cargo que aquellos presentaros en diferentes oportunidades; conocía las advertencias del área de riesgo que aconsejaban no aumentar el nivel de vulnerabilidad, además de estar informado sobre la incapacidad patrimonial del mencionado grupo, el cual tenía que responder por las operaciones que venían realizando. 

Adicionalmente, se señala que Jaramillo se encontraba en capacidad de prever que al otorgar esos cupos podía afectar a los clientes activos al estar enterado del manual de políticas y procedimientos de riesgo de la cobertura de crédito de la compañía. 

La Sala advirtió que el expresidente del Comité de Interbolsa no fue leal, ni íntegro, ni franco con los clientes activos, ni actuó con la rectitud comercial que se exige en el mercado de valores a las personas encargadas de la autoregulación. 

“Rodrigo Jesús Jaramillo Correa violó las normas que gobiernan los conflictos de interés en el mercado de valores, ya que como consecuencia de sus ejecutorias, tomó partido por los intereses de Interbolsa S.C.B. y de los clientes del Grupo Corridori, en perjuicio de los fondeadores activos en los repos de Fabricato. 

Todo ello, mientras la comisionista reportaba significativos ingresos por cuenta de las operaciones repo sobre la aludida especie, cuyo nivel de concentración llegó a niveles excepcionales”, señaló la Sala del Tribunal Disciplinario de la AMV en un comunicado.