Ripe Miércoles, 3 de diciembre de 2014

La demanda colectiva, que integra las quejas tanto de consumidores individuales como de minoristas, solicita una compensación de US$350 millones por los daños causados por Apple al decidir bloquear a sus competidores, ha informado Reuters.

La primera demanda apareció en 2005 cuando los afectados denunciaron a Apple por vincular iPod a su tienda ‘online’ iTunes, de tal forma que el dispositivo solo podría reproducir música del propio servicio de la compañía, lo que afectó a la tienda digital de RealNetworks y a su reproductor, RealPlayer.

Posteriormente, la demanda se amplió al entender que la restricción permitió a Apple establecer precios inflados sobre los iPod en el mercado.

Durante la primera sesión, el abogado de Apple, William Isaacson, ha defendido que la compañía tenía derecho a mejorar su servicio iTunes para proteger los iPod de amenazas externas, así como del daño que podría causar el ‘software’ de RealNetworks.

La defensa de los demandantes, por su parte, ha presentado como pruebas una serie de emails de altos ejecutivos de la compañía, entre los que se incluye a Steve Jobs, que contienen referencias a la una posible estrategia para eliminar a la competencia.