Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 9 de septiembre de 2017

El Papa Francisco inicia su visita en Medellín. Debido al mal tiempo, es trasladado por tierra hasta el Olaya Herrera.

En el cuarto día del Papa Francisco en Colombia, un millón de personas esperan la llegada del Papa Francisco al Olaya Herrera de Medellín para la celebración de la misa campal, la tercera del Sumo Pontífice en el país.

El operativo para llevar al Obispo de Roma a la capital antioqueña avanza a esta hora. Sobre las 8:10 de la mañana, Francisco llegó al aeropuerto militar de Catam en Bogotá en donde abordó el avión hacia Medellín. Aterrizó sin problemas, pero las autoridades indicaron que debido al mal tiempo que reina en el Valle del Aburrá, el desplazamiento del Papa Francisco desde el aeropuerto de Rionegro hacia el Olaya Herrera, será por tierra y no en helicóptero. Fue recibido por el arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón.

Bajo el tema “La vida cristiana como discipulado”, el Sumo Pontífice visitará la capital antioqueña, que es una de las regiones del país con una fuerte vocación religiosa.

Las puertas del Olaya Herrera fueron abiertas la noche del viernes para el ingreso de los miles de fieles, quienes pasaron una noche lluviosa en el lugar.

Durante la misa en el aeropuerto Olaya Herrera, que desde hace más de 21 años es monumento nacional por su valor histórico y su relevancia arquitectónica para la ciudad y la nación, será expuesto el cuadro de la Virgen de la Candelaria, Patrona de Medellín, y monseñor Tobón dará algunas palabras de agradecimiento para el Santo Padre.

De acuerdo a la agenda, sobre las 12:15, el Papa Francisco será trasladado en automóvil hasta el Seminario Conciliar, donde podrá almorzar y tomar su infaltable descanso del mediodía, que le permitirá recuperar energías para asumir los compromisos de la tarde en Medellín.

El primero será la visita al hogar San José, una institución que alberga niños abandonados o en situaciones desfavorables. Este lugar funciona desde hace 107 años, cuando empezó la atención con los huérfanos de los muertos de la Guerra de los Mil Días. Hoy, cuenta con tres internados y un taller, en los cuales atienden desde niños entre 2 y 5 años, hasta la adolescencia, brindándoles estadía, comida y educación.

Luego, Francisco hará un recorrido en el papamóvil de aproximadamente tres kilómetros hasta la Macarena, donde tendrá un encuentro con religiosos y sus familias. Está previsto que en este lugar estén presentes las reliquias de la Madre Laura, primera santa colombiana, canonizada el 12 de mayo de 2013 por el Papa Francisco.

Finalmente, en un nuevo recorrido a bordo del papamóvil, el Sumo Pontífice regresará al aeropuerto Olaya Herrera para tomar un helicóptero rumbo a Rionegro y, desde allí, un avión a Bogotá, donde pasará su última noche en la sede de la Nunciatura, esa casona del tradicional sector de Teusaquillo que lo acogió como su casa en Colombia desde el pasado miércoles 6 de septiembre.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.