Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paula Viviana Suárez - psuarez@larepublica.com.co domingo, 27 de septiembre de 2015

“Sin duda este caso incluye varias deficiencias que estamos analizando de manera integral para lograr una decisión que este conforme a derecho”, aseguró Navarro. 

En julio de 2014, Inversiones Accionarias Landus, sociedad originaria de Monterrey, Nuevo León, solicitó a través de Navarro el registro de la marca Tarjeta amiga para identificar productos y servicios de la clase 36, relacionados con actividades bancarias, agencias de cobro de deudas, de crédito, de inmobiliaria, servicio fiduciarios, entre otros.

La Tarjeta amiga es una tarjeta de crédito que opera Inversiones Accionarias Landus, una empresa con más de 6 años de operación y con presencia en la mayoría de los estados de la República Mexicana. La sociedad pertenece al Grupo Landus, empresa con más de 25 años de experiencia.

En septiembre de 2014, ante esta solicitud, el Banco Caja Social Bcsc, presentó oposición a través de su apoderado Juan Guillermo Moure Pérez, socio de Olarte Moure & Asociados, quien solicitó protección para la familia de marcas registradas por su apoderado. Hay tres llamadas Tarjeta amiga: dos registradas en clase 35 y una 36; y otras dos registradas como Tarjeta de crédito amiga, ambas en clase 35. En total son cinco marcas registradas por el Banco Caja Social Bcsc que, según Moure Pérez, se verían afectadas por el registro. “El signo solicitado y las marcas de nuestra representada son confundibles, de lo que se deriva que dicho signo no puede ser registrado”, aseguró Moure Pérez en la oposición.

Paralelo a la solicitud de registro, Navarro promovió una acción de cancelación contra la marca registrada en clase 36 por el Banco Caja Social Bcsc y presentó pruebas para demostrar que la marca Tarjeta amiga no era utilizada desde 2010. “A pesar que aún tengan unos saldos por cartera de este antiguo producto, la realidad de las pruebas demuestran que en el periodo de los últimos 4 años no la han usado de manera real y efectiva como establecen las normas de la Comunidad Andina”, puntualizó Navarro.

Sin embargo, la SIC declaró fundada la oposición y negó el registro, en doble instancia.

 Para Eliana Reyes, socia de B&R Latin America, “la SIC tomó la decisión correcta al ya existir una marca con grafía idéntica ya registrada”.

Contra esta decisión no proceden recursos en la vía gubernativa.

Las opiniones

Eliana Reyes
Socia B&R Latin America

“La Superintendencia tomó la decisión correcta al ya existir una marca con grafía idéntica ya registrada y por lo tanto era su deber proteger los derechos adquiridos por el titular, el Banco Bcsc”.

Guillermo Navarro
Apoderado de Inversiones Accionarias Landus

“Existe una indebida motivación en la resolución que decidió mantener la vigencia de Tarjeta amiga, y la verdad es que el único sustento de esta decisión está dado por material probatorio escaso”. 
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.